El Unicaja renueva a Waczynski y se centra en fichar a un base como eje del proyecto

Waczynski seguirá en el Unicaja hasta 2020 tras la ampliación de su contrato. /SUR
Waczynski seguirá en el Unicaja hasta 2020 tras la ampliación de su contrato. / SUR

El club apuesta por la continuidad de siete jugadores de la actual plantilla e invertirá gran parte del presupuesto en el director de juego

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

El Unicaja va quemando las etapas lógicas en la configuración de la próxima temporada. Tras la llegada de Luis Casimiro como entrenador del nuevo ciclo, el club cerró ayer el capítulo de renovaciones tras firmar el acuerdo con Adam Waczynski. Aunque en un principio parecía que las negociaciones con el alero polaco estaban en punto muerto, finalmente club y jugador han rubricado un nuevo contrato que vincula al profesional con la entidad hasta 2020.

Waczynski ha cumplido esta pasada temporada su segundo año en el Unicaja y terminó siendo el mejor triplista del equipo. En estas dos últimas campañas ha mejorado como jugador y ha demostrado su implicación con el Unicaja y la ciudad. Tenía un año más de contrato, pero ahora se le ha ampliado dos temporadas más garantizadas a cambio de reducir su salario. Pese a que había ya tres aleros con contrato (Milosavljevic y Díez), la opinión del nuevo técnico Luis Casimiro ha sido clave para que Waczynski se quede, con la intención de que también pueda jugar minutos de escolta.

Con la renovación de polaco y la continuidad de Salin (tiene contrato en vigor y el club lo va a respetar), el club se garantiza mantener un bloque de siete jugadores de la actual plantilla y se centra ahora en los fichajes. Aunque la entidad está muy pendiente del mercado de pívots (se ha interesado por hombres como Tobey, Balvin o Kevin Jones, por ahora sin éxito), la gran prioridad es fichar al base.

Noticias relacionadas

Con la actual configuración de la plantilla, el Unicaja se juega gran parte de su éxito en la contratación del director de juego. La gran apuesta del verano será fichar a un base solvente. Tras los intentos fallidos de las últimas temporadas, ha calado la idea de no arriesgar y la mayor partida del presupuesto destinado a fichajes irá para el '1'.

El problema es que hay muchos clubes de primer nivel que buscan bases y con los que el Unicaja ya no puede competir. Aún así, hay presupuesto para fichar a un buen jugador que sea el eje del equipo y que sea el que genere el juego para sus compañeros, como esta temporada hacía Nedovic. Precisamente del nuevo destino del serbio, el Milán, saldrán un par de jugadores interesantes, como Jordan Theodore, que negocia su desvinculación del club italiano como publicó 'Málaga Hoy' o Mantas Kalnietis, el veterano lituano que está siendo ofrecido a varios equipos de Euroliga y Eurocup.

Resto del perímetro

El fichaje del base también determinará el resto de movimientos. Si el elegido es lo que se conoce como un 'combo guard' –un jugador que pueda ejercer de '1' y de '2'–, el juego exterior quedaría cerrado con Salin, Waczynsky y Milosavljevic ayudando en las opciones de escolta. Si por el contrario se incorpora un base más clásico, en el sentido de ser un director de juego puro, algo que le suele gustar a Luis Casimiro, el Unicaja tendría que incorporar a otro escolta para hacer pareja de Salin.

Con los tres aleros en plantilla, vuelve a haber cierta saturación en esta posición, pero el nuevo entrenador tiene claro que puede sacar mucho partido de estos tres jugadores. Su decisión también será vital para elegir al base.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos