El Unicaja, colosal en la Euroliga

Nedovic trata de anotar ante el Maccabi./EFE
Nedovic trata de anotar ante el Maccabi. / EFE

El cuadro malagueño somete al Maccabi en su pista y suma su cuarto triunfo europeo consecutivo

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

El Unicaja jugó ayer en Tel Aviv uno de los mejores partidos de lo que va de temporada. Lo hizo en una cancha mítica y ante un rival de postín como el Maccabi, pero con una solvencia y un control del choque en los momentos clave que invitan al optimismo. Ganó el cuadro malagueño (78-89) esperando su momento, dándole la vuelta al encuentro en la segunda mitad y sin que le temblara el pulso frente a los arreones del Maccabi.

78 Maccabi Fox tel Aviv

(22+25+11+20): Kane (4), Jackson (14), Roll (5), Bolden (8), Parakhouski (15) -cinco inicial-, Mashour (4), Tyus (6), Dibartolomeo (3), Cohen (3), Cole (16) y Segev (-).

89 Unicaja

(19+20+22+28): McCallum (15), Nedovic (20), Díez (2), Brooks (18), Augustine (4) -cinco inicial-, Díaz (6), Salin (-), Suárez (4), Waczynski (5) y Shermadini (15).

Árbitros
Christodoulou (GRE), Jovcic (SER) y Sukys (LIT).
incidencias
Partido correspondiente a la decimoquinta jornada de la Euroliga disputado en el Menora Mivtachim Arena de Tel Aviv (Israel) ante 11.060 espectadores

El cuadro que entrena Plaza ha pasado de evitar el último puesto en la Euroliga a dar un rendimiento excelente. Se trata de la cuarta victoria consecutiva del conjunto malagueño en la exigente competición europea, lo que le permite cerrar la primera vuelta de la competición con un notable balance de siete victorias y ocho derrotas y mirar a los puestos de ‘play-off’. Son palabras mayores y queda aún un mundo, pero es que el equipo que jugó ayer en La Mano de Elías no parece el mismo que el de las dolorosas derrotas en Valencia o Madrid.

Más...

Como se suele decir, seguramente ni antes eran tan malos ni ahora tan buenos, pero ayer el cuadro de Plaza estuvo colosal. Ha cogido carrerilla en la Euroliga y parece que no hay quién lo pare. Se encuentra sumido en un estado de confianza que le permite competir ante cualquiera, una dinámica que tendrá que trasladar a la Liga Endesa para que la dicha sea completa. El partido de mañana en Bilbao es vital para la Copa.

Ayer, Nedovic fue el guía en ataque, como casi siempre, pese a que parecía que no estaba fino al principio. Brooks siguió en modo superhéroe como contra el Milán y se marcó otro partidazo. Además empiezan a sumarse a la causa hombres que están llamados a ser fundamentales. A McCallum le sentó bien medirse a jugones como Jackson o Cole y Shermadini completó su mejor partido con la camiseta verde. Anivel colectivo, el buen porcentaje de tres (48%) y el dominio del rebote (47 frente a 38) facilitaron la victoria visitante.

Reacción

Conscientes de la dificultad del partido, era importante que el Unicaja saliera centrado. Temía Plaza que los parciales en contra sacaran al cuadro malagueño del partido pronto y sus jugadores entendieron la premisa de no venirse abajo. Sin la presión defensiva de un hombre como Milosavljevic –baja por lesión– el Maccabi empezó anotando con facilidad, pero Brooks lograba mantener a su equipo en el marcador.

Nedovic se fue pronto al banquillo por Salin. Buscaba Plaza más solvencia atrás frente a los exteriores del Maccabi. Sin embargo, la entrada de Norris Cole decantó la balanza para los locales (22-19). La intensidad del equipo de Spahija hizo que el Maccabi mandase en el segundo cuarto. Un parcial de 8-0 en menos de dos minutos generó las primeras distancias claras. Tardó más de tres minutos el cuadro de Plaza en anotar su primera canasta, un triple de Alberto Díaz. Los triples visitantes permitían que el Maccabi no terminara de romper el partido antes del descanso (47-39), aunque el equipo de Spahija se encontraba muy cómodo en la cancha.

Tenía que reaccionar el Unicaja y tuvo el carácter necesario para sobreponerse al ambiente y al mayor acierto rival. Mejoró mucho en defensa y al Maccabi ya no le entraron los tiros con facilidad. Nedovic estuvo más acertado y el cuadro visitante hizo un gran trabajo en el rebote, especialmente Brooks. Tras los cinco primeros minutos del tercer cuarto, el Unicaja lograba empatar el partido (54-54). Fue entonces cuando Shermadini empezó a destrozar la defensa interior rival. Un oportuno triple de Díaz también ayudó (58-61).

No estaba dispuesto el Maccabi a entregar el partido tan pronto y Jackson clavó tres triples seguidos (67-66). Pero el Unicaja iba a por todas y ya no dejó de ir por delante en el marcador. Los pívots locales no podían parar a Shermadini y McCallum sacaba provecho de su verticalidad. Un triple de Suárez y otro poco después de McCallum fueron letales. El Unicaja ganó por 78-89 y dejó una gran imagen en Israel.

Un cierre de la primera vuelta para mirar hacia arriba

A la espera de que hoy se cierre la jornada con cuatro partidos más, el Unicaja se mantiene en la décima plaza de la clasificación. Cierra la primera vuelta con un balance de siete victorias y ocho derrotas, algo impensable hace cuatro jornadas, cuando el equipo malagueño ocupaba el último puesto de la clasificación. Las cuatro victorias consecutivas han metido al equipo en la pelea por estar entre los privilegiados ocho primeros, algo que podría lograr la próxima semana si vence al Valencia en Málaga el próximo jueves (el conjunto valenciano venció ayer al Panathinaikos por 67-63). Antes visita mañana al Bilbao y el martes recibe también al Valencia, esta vez en partido de ACB. Por otro lado, la Liga Endesa dio a conocer los horarios de las jornadas 18 y 19. El equipo malagueño jugará el sábado 27 (20.00 h.) en la pista del San Pablo Burgos, tras recibir ese jueves 25 al Baskonia en la Euroliga. La siguiente semana recibirá al Murcia el domingo 4 de febrero a las 18.30 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos