El Unicaja le da el timón del equipo a McCallum, un base con experiencia en la NBA

McCallum ha disputado más de 150 partidos en la NBA.
McCallum ha disputado más de 150 partidos en la NBA. / SUR

El norteamericano, de 26 años, llega procedente de la Liga de Desarrollo, firma por una temporada y debutará en el baloncesto europeo

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

El Unicaja despejó la incógnita. Tras el gabinete de crisis que se activó en el club malagueño tras la pérdida de Marcelinho Huertas, que se marchó al Baskonia a última hora, en las oficinas de Los Guindos se aceleró para fichar a un base. Ayer el club hizo oficial la incorporación de Ray McCallum, un base estadounidense de 26 años y 1,91 de altura que firma por una temporada y que será la pareja de Alberto Díaz en las labores de dirección.

El nombre de McCallum no es muy conocido por el gran público y tampoco estaba en ninguna de las quinielas previas. El club malagueño ha contactado a lo largo del verano con diferentes bases (Bryce Cotton, Pierre Jackson, Errick McCollum o el propio Marcelinho), pero sólo el brasileño estuvo muy cerca de terminar jugando en Málaga. El Unicaja siguió rastreando el mercado europeo, ya que una de las condiciones que pone Plaza a la hora de fichar es que los jugadores tengan experiencia en el baloncesto continental, pero ante la falta de opciones satisfactorias se centró en los descartes de la NBA.

Ahí surgió el nombre de McCallum, que fue seleccionado en el Draft de 2013 por los Sacramento Kings (en el puesto 36 de la segunda ronda) y que desde entonces ha estado combinando su presencia en la NBA con la Liga de Desarrollo, la hermana menor de la mejor competición del mundo. McCallum tiene 154 partidos de experiencia en la NBA, con los Kings, los Spurs y los Grizzlies, aunque tuvo más presencia sobre todo con la franquicia de Sacramento, en sus dos primeros años tras su paso por la Liga universitaria.

La pasada temporada jugó en los Grand Rapids Drive de la Liga de Desarrollo, equipo afiliado a los Detroit Pistons, con los que promedió 17,6 puntos, 7 asistencias, 5,8 rebotes y 2,2 robos. Tras cuatro años sin tener estabilidad en Estados Unidos, McCallum ha decidido iniciar una nueva etapa profesional en Europa de la mano del Unicaja. La falta de propuestas de la NBA y la oferta económica y deportiva del conjunto malagueño han convencido al base para dar el salto al baloncesto europeo.

El base se encuentra en Estados Unidos y en principio no viajará a Málaga hasta mediados de agosto, para hacer la pretemporada con el equipo. Hay que tener en cuenta que el base será el fichaje que necesite un proceso de adaptación más largo, ya que es el único de los cuatro fichajes que ya se han hecho oficiales –Milosavljevic, Shermadini Salin y McCallum– que no ha disputado nunca ni la ACB ni la Euroliga.

Dirección, físico y asistencias

Más allá de los detalles de su fichaje, la gran pregunta es: ¿cómo juega McCallum? El base nacido en Wisconsin es un jugador muy atlético, de piernas y manos rápidas y gran explosividad. No es el prototipo de jugador egoísta, ya que sabe leer bien el juego y reparte muchas asistencias, sobre todo en jugadas de bloqueo y continuación, lo que beneficiará a los hombres altos del Unicaja. Tiene fama de ser un hombre trabajador y de hacer una buena labor defensiva, algo muy del gusto de Plaza. En ataque tiene capacidad para anotar, sobre todo en penetraciones o en lanzamientos a media distancia. El tiro de tres no es su punto fuerte (en torno a un 33 % de acierto en su carrera), aunque no se esconde si tiene posibilidad de lanzar y ha mejorado en este aspecto.

Con el fichaje de McCallum, el Unicaja deja cerrada su línea exterior, que la próxima temporada contará sólo con dos bases, más la ayuda en caso de bajas del canterano ‘Mo’ Soluade. El conjunto malagueño aún tiene que fichar a un jugador interior más, que puede ser extracomunitario.

Con la cabeza amueblada e hijo de entrenador

Los informes personales que han llegado a Los Guindos sobre McCallum son positivos, ya que hablan de un jugador centrado y con la cabeza bien amueblada. El base procede de una familia con tradición baloncestística, ya que su padre, Ray McCallum, fue jugador y ahora es entrenador con más de dos décadas de experiencia. Actualmente ejerce de técnico asistente en Georgia State y llegó a entrenar a su hijo en la Universidad de Detroit.

Fotos

Vídeos