El Unicaja trata de prolongar su racha en la Euroliga en la mítica pista del Maccabi

Imagen de un choque anterior entre ambos equipos. /Efe
Imagen de un choque anterior entre ambos equipos. / Efe

El pabellón de Tel Aviv reúne en cada partido de la Euroliga a más de 10.000 aficionados, que no ponen las cosas nada fáciles al equipo rival

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Pocos pabellones hay en el baloncesto europeo con ese aura de templo, de recinto mítico, como La Mano de Elías, ahora denominado Menora Mivtachim Arena. El recinto de Tel Aviv reúne en cada partido de la Euroliga a más de 10.000 aficionados, que no ponen las cosas nada fáciles al equipo rival.

Allí tratará esta tarde (20.05 horas, en Movistar Deportes 2)de sumar su cuarta victoria consecutiva en la Euroliga, para prolongar su buen momento de forma y acercarse algo más a los puestos de ‘play-off’. «La lectura del partido es similar al del Milán, es un equipo con muchos ‘jugones’, con mucha verticalidad, con mucho físico cerca del aro, con pívots no muy altos, pero atléticos, una defensa bien compuesta. Especialmente en casa son muy fuertes, han ganado a rivales importantes, de Final Four. Si cogen rachas, son muy peligrosos», dijo ayer Plaza.

Para el técnico del equipo malagueño, lo importante es que su equipo logre mantener el nivel. Temía Plaza cierto bajón en sus jugadores tras los dos días de descanso de Navidad, pero aseguró que los entrenamientos de estos días están siendo buenos y que los jugadores han asimilado la importancia de estos encuentros de la recta final del año.

En el Maccabi, los exteriores Norris Cole y Pierre Jackson son los que llevan la batuta, bien acompañados por dentro por Alex Tyus. El equipo que entrena Spahija es el séptimo clasificado (ocho victorias y seis derrotas) y en la última jornada le ganó al Fenerbahçe en Tel Aviv.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos