El Unicaja se aferra a la Euroliga

Una jugada del encuentro. /Salvador Salas
Una jugada del encuentro. / Salvador Salas

El equipo malagueño logra un gran triunfo ante el Maccabi que le permite seguir soñando con los ‘play-off’ de la competición

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

No quiere el Unicaja dejar de disfrutar del lujo de la Euroliga.De medirse una semana al Maccabi, otra al CSKA o al Olympiacos y la siguiente al Real Madrid. De seguir demostrando que el club de Los Guindos tiene el potencial, la tradición y la afición de la élite europea. Por eso se quiere aferrar el cuadro malagueño a la competición y apurar hasta el último segundo sus opciones de jugar los ‘play-off’. Sigue estando complicado, pero la victoria ayer ante el Maccabi (83-69) le permite seguir soñando con estar entre los ocho mejores equipos del continente. Algo que a estas alturas no pueden decir conjuntos en teoría superiores, como el Barcelona, el Milán o el Efes, todos ellos con licenia A, o el mismo Valencia. El cuadro malagueño está a solo dos victorias y con el ‘average’ a favor del conjunto de Tel Aviv, octavo clasificado y aún quedan siete jornadas por delante. Un mundo.

Más

Era importante sacar adelante el partido de ayer, por lo que significaba para la clasificación y también por ser el primero tras la derrota en la Copa del Rey. Apareció el Unicaja que defiende con uñas y dientes, el que sabe hacer daño al contraataque y el que tiene múltiples amenazas. Nedovic volvió a ser determinante tras las dudas generadas por su papel en Las Palmas, Agustine estuvo imperial y McCallum hizo probablemente su mejor partido con la camiseta verde desde la pretemporada. Se fue ovacionado el base norteamericano que, si toma el partido de ayer como punto de partida, puede ser un refuerzo de lujo para la segunda mitad de la campaña.

McCallum, enchufado

Con Milosavljevic en el quinteto inicial como novedad, empezó algo dormido el cuadro malagueño, que recibió un parcial de 0-7 en los dos primeros minutos. No despegó el cuadro local hasta que no llegaron los triples. Acertaron Nedovic, Brooks y Salin y el partido se igualó tras los cinco primeros minutos (13-13). Alberto Díaz, que dirigió bien a sus compañeros en el arranque, puso la primera ventaja para el cuadro malagueño y la entrada de Shermadini permitió el 23-19 al final del primer cuarto.

El Maccabi inició el segundo cuarto muy acertado con Thomas, muy superior físicamente a Waczynski, haciendo mucho daño. Además Shermadini tenía muchos problemas con los hombres interiores rivales, que lograban sacar muchas ventajas de la situaciones de bloqueo y continuación. El conjunto israelí le dio la vuelta al marcador y Plaza tuvo que parar el partido. La entrada de Agustine volvió a ajustar al equipo en defensa y McCallum tuvo esos minutos de locura tan típicos de su juego que en esta ocasión salieron bien (42-41 al descanso).

Al contrario que en otras ocasiones, el Unicaja mostró su mejor cara en el tercer cuarto. Lo hizo con un notable trabajo en defensa que impidió al Maccabi lanzar a canasta con comodidad. Con el choque en un puño, hubo una jugada que espoleó al equipo malagueño. Nedovic fue el protagonista, pero lo curioso es que fue una acción defensiva. El escolta serbio le puso un tremendo tapón a Parakhouski, el jugador más alto del Maccabi (2,11) de frente y cuando se disponía a machacar. Un ‘gorro’ espectacular que levantó al Palacio.

83 Unicaja

Díaz (4), Nedovic (15), Milosavljevic (7), Brooks (9), Augustine (12) -cinco inicial-, McCallum (14), Salin (3), Suárez (8), Waczynski (4), Díez (-), Okouo (1) y Shermadini (6).

69 Maccabi

Kane (15), Jackson (5), Roll (8), Bolden (6), Tyus (4) -cinco inicial-, Parakhouski (12), Dibartolomeo (3), Cohen (-), Cole (2) y Thomas (14).

parciales.
23-19, 19-22, 18-14 y 23-14.
árbitro.
Gkontas (GRE), Hordov (CRO) y Fritz (GER).
incidencias.
Partido correspondiente a la vigésima tercera jornada de la Euroliga disputado en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena de Málaga ante 7.462 espectadores. En los prolegómenos del encuentro el técnico del Unicaja Joan Plaza, fue homenajeado por sus 302 partidos al frente del equipo malagueño, por lo que recibió un balón conmemorativo.

Después, el propio Nedovic y Milosavljevic anotaron sendos triples y el conjunto malagueño completó un parcial de 12-0 (54-45). El Unicaja parecía tener controlado el encuentro y sólo un triple en el último segundo de Dibartolomeo impidió que la renta al final del tercer periodo fuera mayor (60-53). Tocaba rematar la faena y no especular. Lo hizo bien el cuadro cajista, que siguió tratando de robar balones para generar ataques rápidos. Fueron minutos en los que se pudo ver la mejor versión de McCallum, un puñal a campo abierto, que además no contó con mucha oposición de la defensa rival. El Unicaja se vino arriba y el conjunto visitante ya poco podía hacer. Al final incluso aumentó su renta para ganar por 83-69 y darle una gran alegría al público malagueño. El próximo viernes toca visitar la difícil cancha Estrella Roja para dar otro paso más.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos