El Unicaja, a dos victorias de un título

Los jugadores del Unicaja durante el entrenamiento que realizaron ayer en el Gran Canaria Arena/ACBFotos
Los jugadores del Unicaja durante el entrenamiento que realizaron ayer en el Gran Canaria Arena / ACBFotos

Después de una ilusionante pretemporada, calibra su potencial en las semifinales de la Supercopa ante el Valencia

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Echen la vista atrás y recuerden lo que sucedió el 5 de abril. Fue la última vez que el Valencia y el Unicaja se vieron las caras. Aquella mágica noche el equipo malagueño firmó una de las grandes gestas de los últimos tiempos en el baloncesto europeo. Remontó 13 puntos en el último cuarto y conquistó el título de la Eurocup. Aquel éxito le permitió volver a la Euroliga y pareció hundir al conjunto que hoy volverá a tener delante (19.30 horas #0 y Movistar +). El Valencia había perdido también un par de meses antes la final de la Copa y el mal fario parecía acompañar ya por norma al equipo. Sin embargo, el conjunto que entonces entrenaba Pedro Martínez se repuso y acabó ganando la liga de forma brillante.

El premio por el que hoy se vuelven a ver las caras puede parecer menor, pero al fin y al cabo, el que gane esta tarde jugará mañana por el título de la Supercopa ante el ganador del Real Madrid-Herbalife Gran Canaria. Habrá quien viva de este temprano éxito toda la temporada, mientras que los perdedores lo olvidarán en cuanto regresen de Las Palmas. Dos victorias y campeón. Así de fácil.

Cuatro son las veces que el Unicaja ha jugado la Supercopa: Málaga 2004, Granada 2005, Málaga 2006 y Málaga 2015. Fue finalista en las dos últimas y nunca ganó el título.

Pese a que en la isla se enfrentarán los cuatro equipos que lograron un título la campaña anterior, no sería descabellado calificar al Unicaja como favorito. Las sensaciones que ha ofrecido el conjunto malagueño en la pretemporada han sido muy buenas y en la preparación se ha puesto el foco en el título que desde hoy se dirime. Ganar la Supercopa daría un impulso al proyecto y prolongaría el ambiente de optimismo que rodea al club desde que ganó la Eurocup.

Plaza vuelve a señalar a Musli, descartado por segundo partido seguido

Se esperaba la decisión y hubo pocas sorpresas. Joan Plaza descartó a Dejan Musli y Dragan Milosavljevic para disputar la Supercopa Endesa en la que el equipo malagueño se esta tarde al Valencia (19.30 horas).

El descarte de Milosavljevic no sorprende, pues el serbio realizó ayer en Las Palmas el primer entrenamiento con sus compañeros después de participar en el Eurobasket, en el que fue medalla de plata con su selección. Sin embargo, el caso de Musli es distinto. El técnico solicitó al club este verano que le buscase una salida, pero no fue posible, y fue evidente que no contaba con él. Ahora vuelve a dejarlo fuera del equipo por segunda vez seguida, pues ya vio desde la grada el choque ante el Gran Canaria en el Circuito Movistar que se celebró en Granada.

Conviene apuntar que para esta Supercopa, el Unicaja debe cumplir ya con las normas sobre cupos que se establecen en la ACB, con cuatro jugadores de formación en la plantilla. Esta vez Plaza ha dado cabida en el equipo a Díaz, Díez, Suárez, Soluade y Okouo, es decir, se ha decantado por los dos canteranos antes que por Musli. Su decisión supone un mensaje directo y claro para el pívot serbio a sólo una semana de que comience la temporada. El serbio tampoco jugará la final en caso de que el equipo malagueño supere al Valencia.

La situación se torna cada día más compleja. La salida de Musli es difícil por su elevado sueldo y ningún equipo de la ACB podría afrontarlo, salvo que renunciase a parte de sus emolumentos para poder jugar en otro club. Pero la temporada será larga y dura, y quien sabe si la situación del pívot cambia. Ahora mismo, no cuenta.

¿Por qué se puede considerar favorito al Unicaja? Primero porque la continuidad de un importante grupo de jugadores de la campaña anterior da mucha consistencia al equipo. Segundo por el rendimiento que han ofrecido sus incorporaciones, especialmente el estadounidense McCallum, tercer máximo anotador del verano con una media de 20 puntos y un baloncesto que engancha. Y, por último, porque las sensaciones que han dejado sus rivales de estos dos días no han sido brillantes, y eso que el cuadro malagueño ha perdido ante dos de ellos, el Real Madrid y el Gran Canaria.

Dudas en el Valencia

El Valencia, como el Unicaja, mantiene la base del equipo campeón, y lo ha reforzado con jugadores de primer nivel. El cambio más notable ha llegado en el banquillo, con el desembarco de Txus Vidorreta. La adaptación al estilo del entrenador vasco está siendo más compleja de lo esperado y el Valencia sólo ha ganado dos partidos de los seis que jugó en la pretemporada. Su derrota más llamativa llegó en su presentación, en la que perdió ante el Andorra.

El estadounidense Erick Green es su incorporación más destacada, un base que llega del Olympiacos, donde no brilló de forma especial. Junto a él, otro jugador de primer nivel, como el alemán Tibor Pleiss, además del ala-pívot Doornekamp, del pívot Latavius Williams y Alberto Abalde, posiblemente el alero nacional con más proyección. Ninguno de estos dos últimos podrá jugar hoy por lesión, como tampoco lo hará el base francés Antoine Diot, clave en la consecución del título de Liga la campaña pasada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos