El Unicaja y Vidorreta, lo que la Eurocup evitó

El Unicaja y Vidorreta, lo que la Eurocup evitó

El título europeo permitió la continunidad de Plaza, después de que el club sondease el fichaje del ahora técnico del Valencia

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Txus Vidorreta fue recibido el pasado martes con una sonora bronca por la afición del Unicaja antes de que comenzase el encuentro ante el Valencia. El entrenador vasco se ha convertido en el nuevo gran enemigo de los aficionados malagueños por no se sabe qué motivo, igual que antes lo fueron otros entrenadores que desfilaron por el Palacio de los Deportes como visitantes.

Lo curioso del caso es que el ahora técnico del Valencia estuvo cerca de ser el inquilino del banquillo cajista de no haberse dado una serie de circunstancias la campaña pasada, principalmente por el título de la Eurocup conquistado por el equipo malagueño. Aquello frenó la salida de Plaza y quién sabe si la posible llegada de Vidorreta a Málaga. Finalmente, las fichas se movieron en otros tableros y el técnico nacido en Bilbao acabó entrenando al campeón de la Liga ACB después de una exitosa temporada con el Iberostar Tenerife, con el que ganó la Champions League de la FIBA. Fue antes de medirse al Unicaja en los cuartos de final de la ACB, en una tensa eliminatoria. Quizá de ahí viene esa tirantez con la afición malagueña.

Los antecedentes

Antes de que Carlos Suárez levantase el trofeo de la Eurocup en la pista del Valencia el 5 de abril del pasado año pasaron muchas cosas. Justo en la pasada Navidad el Unicaja no terminaba de carburar, las dudas sobre el proyecto aumentaban. La pobre actuación en la Copa incidió en el distanciamiento del consejo de administración con Joan Plaza.

Justo después de la Copa se produjeron dos hechos clave. Por un lado, Vidorreta cambió de agente. Dejó a Misko Raznatovic para empezar a trabajar con José Ortiz, hasta entonces representante de Plaza. Este, a su vez, inició su relación con el agente serbio. Cuentan que el entrenador del Unicaja se enteró de la noticia en un viaje del equipo en la Eurocup y, como muchos, dio por hecho lo que desde hacía semanas circulaba en el mundillo del baloncesto, la llegada de Vidorreta a Málaga. Pero lo que sucedió después fue más importante. El Unicaja comenzó a superar eliminatorias en la Eurocup, siempre con el factor campo en contra, hasta llegar a a final y tumbar al Valencia.

Al trabajar con Raznatovic, Plaza tuvo entonces información directa de qué hizo el Unicaja y dejó frases como estas: «Ha habido un cierto interés, se ha buscado o no. No pasa nada. Es lógico que la gente haga lo que debe hacer; en la misma línea, yo haré lo que deba. Es difícil estar ausente cuando oyes nombres de otros entrenadores, informaciones de gente verídica y palpable. Cada uno, que sea consecuente con lo que haya dicho, hecho o sugerido».

Al final, el Unicaja y Plaza se dieron el gusto de seguir juntos para disfrutar de la Euroliga y, al final de temporada, ya se verá...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos