El Valencia también se lleva a Sergi García

Sergi García. /ACB
Sergi García. / ACB

Paga la cláusula del base del Zaragoza, que no jugará hoy contra el Unicaja, y ratifica su apuesta deportiva por los jugadores nacionales

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Anda el Unicaja desde hace unas semanas buscando un base que ordene el juego del equipo. Preferiblemente comunitario, nacional y, cómo no, barato. El club malagueño tiene ahora un remanente de dinero que ha liberado y acudirá al mercado previsiblemente para reforzar el equipo. En esas aparece el Valencia Basket con una ofensiva por Sergi García, prometedor base del Zaragoza, al que ha acabado fichando previo pago de su cláusula de rescisión.

El movimiento del conjunto naranja pilla a algunos con el paso cambiado, por lo inesperado a mitad de temporada y por la decisión de apostar por un jugador de sólo 20 años, pero que esta temporada ha explotado al más alto nivel debutando incluso con la selección nacional en los recientes encuentros de clasificación para el Mundial de 2019. El balear no estará en las filas zaragozanas hoy contra el Unicaja, lo cual es un alivio para los de Plaza, pues era el segundo máximo anotador de su equipo.

Más allá de lo llamativo que es que un equipo fiche a un jugador de un rival a mitad de temporada, lo que ratifica es la apuesta del Valencia por el jugador nacional, especialmente los que quedan libres fuera del alcance del Real Madrid y el Barcelona, los clubes más poderosos. Sergi García es el último en llegar a la disciplina del actual campeón de Liga, pero antes lo hicieron otros nombres que como el balear parecían apuestas dudosas, pero que se han convertido en grandes aciertos.

Jugadores como los de Oriola (ahora en el Barcelona), Abalde o Sastre forman parte ya de la columna vertebral del equipo. Antes también se apostó por San Emeterio, que fue ofrecido a toda la ‘clase alta’ de la Liga, que descartó su incorporación. La fórmula del fichaje directo ha sido la empleada con García, pero al Valencia, cuya dirección deportiva encabeza Chechu Mulero, en su día técnico del Unicaja, no le importó utilizar otras vías. Con Albalde, por ejemplo, lo dejó cedido una temporada en el Joventut y una campaña después lo recuperó completamente formado.

Los aficionados del Unicaja recordarán cómo se ganó la Eurocup en Valencia en abril. El Unicaja jugó el cuarto final con tres españoles en el quinteto (Suárez, Díez y Díaz), además de Jamar Smith y Brooks. La implicación del jugador nacional es clave. En el Unicaja, con una apuesta más clara por los jugadores de su cantera, posiblemente el siguiente en llegar al primer equipo será Ignacio Rosa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos