Alberto Díaz: «La derrota ante el Rytas nos ha puesto los pies en la tierra»

Díaz, en el Palacio de los Deportes. /Ñito Salas
Díaz, en el Palacio de los Deportes. / Ñito Salas

El malagueño asegura que el equipo está en construcción y que los jugadores que siguen tienen «manías» tomadas de la anterior etapa

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Tras el complejo viaje de ida a Lituania, con vuelos perdidos y enlaces improvisados, el Unicaja regresó ayer por la tarde a Madrid, donde hoy juega en la pista del Fuenlabrada. Minutos antes del entrenamiento vespertino en el pabellón Fernando Martín, el malagueño Alberto Díaz atendió la llamada de este periódico para analizar la primera derrota del cuadro malagueño y para recordar su paso por el Fuenlabrada, el primer equipo en el que vivió una temporada íntegra en la ACB.

Vaya diferencia entre el Unicaja que brilló ante el Valencia y el que se vio en la pista del Rytas Vilnius. ¿Cuál es su explicación?

–Esto está empezando. Nos queda mucho por aprender, por mejorar. El partido de Valencia estuvo muy bien pero que hay que seguir creciendo para ser mucho más sólidos. La derrota del martes nos ha puesto los pies en la tierra y nos ha demostrado que si no jugamos con energía, cualquier equipo puede ganarnos.

Tuvieron momentos de partido para marcharse en el marcador, pero hubo demasiados fallos (pérdidas, rebotes...)

–El Rytas jugó mucho más físico que nosotros. No corrimos tanto como nos hubiera gustado, ellos fueron más rápidos y es cierto que tuvimos muchos errores que nos penalizaron. Lo que no puede pasar es que no funcione la defensa, que nos corran, que nos dominen el rebote a todos.

El viaje de ida tampoco ayudó.

–Somos deportistas y este tipo de cuestiones sabemos que pueden pasar y tenemos que saber superarlas. No nos puede servir en absoluto de excusa para el partido que hicimos en la pista del Rytas.

Entiendo que el plan 'B' cuando el Unicaja no puede hacer su juego rápido y de contraataque, porque el rival no le deja, está en construcción.

–Claro, estamos en ello. Trabajamos en diferentes alternativas, pero como dije estamos sólo al inicio de temporada y nos queda aún mucho para lograr esa consistencia.

Es uno de los ocho jugadores que sigue del año pasado. ¿Está habiendo un proceso de digamos desintoxicación de los antiguos sistemas del anterior entrenador?

–Es normal que tengamos unas manías adquiridas de años anteriores, algunas cuestiones que están muy mecanizadas. Ahora estamos en un proceso de aprendizaje nuevo, en el que tenemos cosas que hay que cambiar. Pero cada día que pasa nos encontramos más cómodos y eso se nota.

–¿Cuándo considera que el equipo alcanzará su velocidad de crucero?

–Es imposible saberlo. La gente está trabajando muy bien, muy duro y esperemos que sea lo antes posible pero no se sabe el límite que tenemos. La idea es alcanzar la mayor química posible entre nosotros, pero no podemos saber cuándo alcanzaremos ese punto óptimo.

Esta misma tarde tiene la oportunidad de sumar la segunda victoria. ¿Qué espera del partido ante el Fuenlabrada?

–Somos conscientes de que jugar en Fuenlabrada es complicada y vamos con la intención de recuperar sensaciones y de centrarnos en las cosas que hemos hecho bien en estos primeros partidos. Es un equipo que en los últimos años lo está haciendo muy bien, se refuerza con buenos jugadores y en su casa, ante su afición, son mucho más peligrosos.

Un club y una ciudad que de alguna forman marcaron su carrera profesional en los años posteriores. Se marchó cedido en la temporada 2014-2015, en el que fue su primer año íntegro en la ACB, con 20 años.

–Ellos apostaron por mí para salir cedido, para que yo pudiera seguir creciendo, formándome. Fue un año muy complicado deportivamente, pero me ayudó mucho a progresar y le estoy muy agradecido al Fuenlabrada. Además fue la llave para volver a Málaga, algo que era muy importante para mí. Todavía queda gente de la estructura del club, trabajadores, gente con la que mantengo el contacto. También coincidí con Daniel Clark.

–¿Fue clave para que se fuera allí que estuviera Luis Casimiro en el banquillo?

–Fue muy importante, fue una de las razones de peso. Ya nos conocíamos de cuando estuvo en el Unicaja en su primera etapa y teníamos buena relación.

Pero el equipo no funcionó y en enero el Fuenlabrada decide destituir a Casimiro, su principal valedor allí. ¿Cómo vivió aquello?

–No lo pasé bien, la verdad. Prescindieron de Luis, que para mí era muy importante, y se te queda la espinita de haber intentado hacer algo más. Fue una etapa dura, pero forma parte del proceso de aprendizaje, como jugador y como persona y te ayuda a valorar mejor las cosas positivas

El Fuenlabrada terminó colista, pero usted estuvo entre los candidatos a mejor joven de la ACBesa temporada.

–Tuve la suerte de tener minutos, de que confiaran en mí. Pero para mí eso de mejor joven era algo anecdótico, lo importante era la situación colectiva.

Y ahora de nuevo con Casimiro en el Unicaja.

–Haber trabajado con él años atrás te ayuda en ese proceso de adaptación al nuevo entrenador por el que tenemos que pasar ahora. Es como que no empiezas de cero.

Primer liderato para el Unics y espectacular estreno de Jenning

El Unics Kazán cerró ayer la primera jornada de la Eurocup como líder del grupo D, el del Unicaja. El conjunto ruso pasó por encima del Mornar Bar en Montenegro (74-97), con un sobresaliente Maurice Ndour. El exjugador del Real Madrid y de los Knicks metió 29 puntos con un sólo fallo, atrapó 9 rebotes y logró 43 de valoración. Jamar Smith metió 12 puntos y McCollum estuvo discreto (4 puntos). El próximo rival europeo del Unicaja, el Fraport Skyliners Frankfurt le ganó al Fiat Turín por 88-85 tras una prórroga. Tres jugadores del conjunto alemán alcanzaron o superaron los 20 de valoración:el pívot Erik Murphy, el alero Shawn Huff y el base Quantez Robertson.En el grupo C debutó en el Zenit Brandon Jennings, el fichaje más llamativo de la competición, que rozó el triple doble (20 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias). Ganó el conjunto ruso por 91-80 al Turk Telekom Ankara.

 

Fotos

Vídeos