Alerta en el puesto de base del Unicaja

Pablo Fernández, en el Palacio./Ñito Salas
Pablo Fernández, en el Palacio. / Ñito Salas

Luis Casimiro vuelve a recurrir al joven Pablo Sánchez ante la posible baja de Roberts, que no se entrenó ayer

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Ya ha pasado el primer mes de competición y este Unicaja que ha empezado como un tiro ya se está viendo obligado a superar las primeras piedras en el camino. La aclimatación de los nuevos ha sido excelente y los resultados acompañan, pero la temporada es una carrera de fondo en la que hay que estar preparado para cualquier imprevisto.

Si la lesión de Alberto Díaz se ha sobrellevado ahora con nota por parte del conjunto malagueño, el puesto de base se puede quedar ahora más debilitado aún con la posible ausencia de Brian Roberts, al menos para el próximo partido en casa, mañana ante el Rytas Vilnius. La participación del estadounidense en el arranque de la segunda vuelta de la Eurocup se ha complicado; el base recibió un fuerte golpe en el primer cuarto del partido ante el Burgos y, aunque luego pudo regresar a la pista, terminó lesionado. Sufre una contusión costal y ayer no se pudo entrenar con sus compañeros en el regreso al trabajo. Aunque no está totalmente descartado a la espera de que pueda mejorar hoy, si juega no lo hará al cien por cien. Luis Casimiro ha recurrido de nuevo al joven Pablo Sánchez, de 16 años y que milita en el equipo de Liga EBA, que ayer se entrenó con el primer equipo y estará en la convocatoria para el partido de mañana.

Alternativas

Sin Alberto Díaz, que no volverá hasta diciembre, le quedan pocos recursos al Unicaja para el puesto de base. Jaime Fernández es un recambio de garantías en esta posición, aunque esté rindiendo a un gran nivel como escolta. El problema es que del resto de exteriores de la plantilla no hay más jugadores con ese perfil. Ni Salin ni Waczynski han jugado en la Liga Endesa de base y quizás Milosavljevic podría ayudar unos minutos como '1', algo que ya ha hecho en anteriores equipos.

Con Alberto Díaz lesionado, el Unicaja no cuenta con muchos exteriores que puedan ejercer el rol de director de juego

El canterano Pablo Sánchez ya disputó algunos minutos en el encuentro ante el Tecnyconta Zaragoza y el entrenador del Unicaja quedó satisfecho. El base de Linares estará disponible ante el Rytas, aunque sólo sea para dar minutos de refresco a los profesionales de la primera plantilla. Sánchez puede pasar de medirse este sábado ante el Marbella en la Liga EBA (jugó 21 minutos, anotó dos puntos repartió tres asistencias) a debutar mañana en la segunda competición continental.

El puesto de base se queda tocado si se confirma la baja de Roberts, aunque por fortuna sólo se trata de un golpe y no de una lesión de mayor calado. El Unicaja configuró este año su plantilla con un '1' más clásico como Alberto Díaz y dos jugadores que pueden ejercer de base y de escolta, como Roberts y Fernández. La lesión del malagueño ha trastocado los roles en una plantilla que no está sobrada de efectivos, algo que puede acusar conforme avance la competición. Por ahora, las rotaciones se están limitando a un grueso de diez jugadores, aunque con Dani Díez ganando cada vez más minutos, al contrario que Okouo, que prácticamente no ha jugado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos