Alonso y Guerrero no lucen ante Carlos Jiménez

Guerrero, a la izquierda, y Alonso./SUR
Guerrero, a la izquierda, y Alonso. / SUR

Los dos jugadores malagueños estuvieron discretos en el derbi malagueño en la NCAA, presenciado por el secretario técnico del Unicaja

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Después de una serie de partidos a gran nivel, Francis Alonso y Rubén Guerrero aflojaron justo el día en el que el secretario técnico del Unicaja, Carlos Jiménez, se encontraba en la grada del pabellón de Greensboro para ver en directo el encuentro entre el equipo local y el de Samford y que se saldó 75-67 a favor de Greensboro.

Es evidente que la presencia de Jiménez alteró el rendimiento de ambos. Alonso, que venía promediando 17,3 puntos, se quedó en sólo tres, estando especialmente mal en los lanzamientos de tres puntos, su especialidad, con un negativo 0/5, aunque sí ayudó a su equipo en otras facetas repartiendo seis asistencias. Fue una noche especial para el escolta formado en la cantera del Unicaja, pues fue su partido 119 con Greensboro, lo que lo convierte en el jugador que más encuentros ha disputado con esta Universidad (119). Anoche superó Kyle Hines, pívot del CSKA, y a Jay Joseph, ambos con 118.

Tampoco estuvo bien Rubén Guerrero con Samford. El pívot, al igual que Alonso venía promediando 13 puntos y 8 rebotes por partido, y anoche se quedó en 3 puntos y 7 capturas.

Carlos Jiménez se desplazó a Estados Unidos el pasado lunes para ver este encuentro y entrevistarse con los dos jugadores malagueños. Como es sabido, ambos finalizarán este mes su etapa en el baloncesto universitario, por lo que les llegará el momento de decidir sobre sus carreras profesionales. Sus derechos en España pertenecen al Unicaja, aunque no tuvieron una relación contractual con el club, que para seguir teniéndolos controlados primero ejerció el derecho de inscripción preferencial y luego presentó una oferta cualificada en la Liga Endesa para asegurarse el derecho de tanteo en caso de que otro club quiera hacerse con sus derechos en el futuro. En los próximos meses todas las partes deberán posicionarse. En principio, la idea del Unicaja es hacer efectivas esas ofertas, aunque dependerá también de cómo confeccione la plantilla y de los intereses de los propios jugadores, que podrían presentar en la Liga alguna oferta de otro club. Llegados a este punto, el Unicaja tendría que decidir si iguala.