«Quiero ganar la Eurocup»

Boatright, con gesto serio, ayer durante su presentación. /Germán Pozo
Boatright, con gesto serio, ayer durante su presentación. / Germán Pozo

Declaración de intenciones de Boatright en su presentación con el Unicaja

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Ryan Boatright apuntó muy alto en su puesta de largo como jugador del Unicaja. «Quiero ganar la Eurocup», dijo el estadounidense con pasaporte armenio que será el recambio de Alberto Díaz hasta el final de la temporada. El pequeño base fue presentado ayer como nuevo jugador cajista pese a que lleva una semana ya en la ciudad entrenándose con el equipo y a que se estrenó el sábado pasado ante el Estudiantes. A pesar de esto, está aclimatándose al equipo y a la ciudad, quizá por eso llegó una hora tarde a su propia presentación. Luego se me vio ilusionado y consciente de que ha recalado en un club con tradición y aspiraciones.

El base de 26 años y 1,83 metros se mostró ilusionado con la posibilidad de haber fichado por el club malagueño, que recurrió a él por la lesión de Alberto Díaz, y explicó que tenía excelentes referencias de la ciudad y el club. «Sabía que era un buen equipo porque jugué aquí con el Cedevita, y sabía que tenía buenos jugadores. Disponía de muy buena información por parte de Veljko Mrsic, que siempre hablaba bien de Málaga, así que estaba contento. Me han recibido con los brazos abiertos y me siento uno más del grupo. Creo que jugué contra Brian, pero Kyle y yo hemos jugado el uno contra el otro durante el periodo universitario», explicó.

«Una buena opción»

El Unicaja contactó con Boatright y sus agentes nada más conocerse la lesión de Alberto Díaz. El base estuvo en la agenda cajista el pasado verano, tal y como informó este periódico entonces, y ayer dio detalles de cómo se produjo su fichaje dos semanas. «Fue una llamada muy temprano por la mañana y estuve a punto de no responder, pero mi agente insistió y cogí. Estaba en la Liga de Desarrollo y esperaba alguna oportunidad de la NBA, pero vi que Málaga era una buena opción y decidí regresar a Europa», dijo.

El nuevo base estadounidense se define como un «ganador» y asegura que a la gente le gusta verlo jugar

Boatright, que lucirá el número uno, pese a que pidió el 3 por Allen Iverson, se definió así. «Soy un ganador. Me gusta competir y lo hago con corazón porque me gusta sentir lo que hago. A la gente le gusta verme jugar». El jugador mostró su predilección por la Eurocup, aunque es consciente de la importancia de la ACB. «La Eurocup es la competición más importante y , por el nivel de los equipos y los jugadores. Quiero ganar la Eurocup. Sé que la Liga Endesa tiene mucho respeto en otras ligas y es una buena competición», afirmó Boatright que ya podrá disputar el torneo europeo la próxima semana en la pista del Limoges.

El jugador estuvo acompañado en su presentación por el secretario técnico del Unicaja, Carlos Jiménez, que razonó de la siguiente forma la elección de Boatright como recambio de Alberto Díaz. «Tratamos de buscar una buena opción por puesto, opción y licencia. Lo venimos siguiendo desde hace tiempo y nos habíamos enfrentado a él cuando jugó en el Cedevita. Teníamos buena referencias y pudimos acceder a él de forma rápida. Tiene experiencia en Europa y viene de un equipo de la Liga de Desarrollo de la NBA y pensamos que nos ayudará porque creemos que está en un buen momento. Es un jugador diferente a Alberto, pero nos ayudará a recolocar la rotación», finalizó.

El club sólo podría fichar un cupo por Suárez, algo que ahora no se contempla

El director deportivo del Unicaja analizó abordó ayer la opción de fichar un recambio por Carlos Suárez, que tardará más de lo previsto en regresar a las canchas después de sufrir una rotura de fibras en el gemelo derecho. Salvo novedad de última hora, el club no moverá ficha. «La idea es seguir como estamos porque pensamos que con la gente que hay podemos cubrir y porque tendría que ser un jugador cupo. El plazo para entrar en la Eurocup es hasta el próximo martes. Buscar a alguien para un par de semanas no nos parece lo mejor, sobre todo por la urgencia del tiempo para la inscripción y porque debe ser para un par de semanas«, explicó Jiménez. La necesidad de que el recambio de Suárez sea un jugador con ficha de cupo de formación reduce muchos las opciones. Aunque en la Eurocup el plazo para inscribir nuevos jugadores acaba el martes, en la ACB el límite para cambio de jugadores entre equipos finaliza el 31 de enero, fecha en la que previsiblemente Carlos Suárez ya se habrá reincorporado al grupo.