Brodziansky, un ala-pívot a seguir de cerca

Brodziansky lanza un gancho ante Dani Díez en el partido jugado en Santiago. /ACB Fotos
Brodziansky lanza un gancho ante Dani Díez en el partido jugado en Santiago. / ACB Fotos

El jugador del Obradoiro, una de la sensaciones de la ACB, en el radar del Unicaja y otros equipos punteros de la Liga

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Si a un aficionado del Unicaja le preguntan qué jugador ficharía del Obradoiro, posiblemente diría dos nombres de forma instantánea: Pepe Pozas y Broziansky. El primero es de sobra conocidos el base malagueño que se ha convertido en una institución en el conjunto gallego. El segundo, el ala-pívot del momento en la ACB. Es uno de los jugadores de moda y su nombre aparece marcado en rojo en el listado de futuribles de varios equipos de la parte alta de la clasificación, también en el Unicaja. Vladimir Brodziansky (Prievidza, Eslovaquia, 1994) reúne todas las cualidades que se buscan en aquello que hace unos años pasó a denominarse como 'cuatro moderno', un perfil que se ha hecho esencial en cualquier plantilla: buena altura, enverdagura, capacidad para lanzar de tres, también en posiciones interiores, movilidad, e incluso intimidación.

El mercado en la Liga ACB hace ya algún tiempo que se abrió, aunque ahora los clubes se están posicionando y marcando posibles objetivos. Recaban informes, siguen a posibles fichajes, sondean situaciones contractuales, se hacen rondas con los agentes y se reducen las listas de candidatos. El Unicaja está en ello. Ya se apuntó el interés del club por Darío Brizuela, también la luz verde para blindar a Jaime Fernández con una mejora de salario y aumento de la cláusula, y también se trabaja en otros asuntos.

Vladimir Brodziansky (2,10 metros y 24 años) es uno de los jugadores que gustan para las posiciones interiores. El ala-pívot firmó el pasado verano un contrato de dos temporadas con el Obradoiro, aunque se contempla una salida, donde llegó procedente de la NCAA. Pese a su condición de novato en la ACB, el eslovaco, su pasaporte europeo lo revaloriza, está firmando una temporada sobresaliente y promedia 11 puntos y 5 rebotes con un 40% en tiros de tres. En sólo unos meses ha demostrado ser un jugador con gran proyección y ya ha sido dos veces jugador de la jornada.

El interés que ha generado en el Unicaja no es casual, pues fue el más destacado del Obradoiro en los dos partidos frente al cuadro malagueño. En Santiago hizo un auténtico destrozo con 19 puntos y 7 rebotes, mientras que el domingo en Málaga lo tuvo más complicado porque ya tuvo delante a Carlos Suárez, pero esto no impidió para que firmase otro buen partido (13 puntos y 5 rebotes).

No es un secreto que en el Unicaja esperaban más de Kyle Wiltjer. El canadiense ha confirmado ser un excelente jugando en el plano ofensivo, no en vano es el segundo máximo anotador del equipo con 11,7 puntos y 2 rebotes, pero atrás deja mucho de desear, de ahí que se estén explorando alternativas cara al futuro. En este sentido, el nombre de Brodziansky encaja, máxime tratándose de un jugador comunitario, y conociendo el interés de Luis Casimiro por tener en sus plantillas un ala-pívot con capacidad para abrir el campo con su juego de tres, por eso dio el OK a Wiltjer en verano.

El Obradoiro es un clásico 'descubriendo' jugadores (Maxi Kleber, Mike Muscala, Salah Mejri, Waczynski o Pustovyi, entre otros) que luego acaban teniendo recorrido en la Liga y fuera de España. El equipo gallego arriesga con jugadores que han acabado su etapa universitaria en Estados Unidos. Por ejemplo, en el caso de Brodziansky, que llegó en un primer momento a España a la Canarias Basketball Academy para luego dar el salto a la NCAA, no firmó grandes números en su etapa universitaria, pero sí mostró una evolución constante. El eslovaco fue seleccionado para participar en el Portsmouth Invitational Tournament, el torneo que ahora va a jugar Francis Alonso, y que cada año congrega a los directores deportivos de la mayoría de equipos Europeos y de la NBA. Allí firmó 8,7 puntos, 7,3 rebotes y lideró el torneo en tapones con 2,3 y terminó de convencer a los responsables del Obradoiro que meses después formalizaron su fichaje. Ahora puede dar el salto a otro equipo, pretendientes no le falta.