La buena química del vestuario de Unicaja, clave para Carlos Suárez

Salin, Waczinsky, Roberts, Lessort, Díez, Okouo y Wiltjer. /
Salin, Waczinsky, Roberts, Lessort, Díez, Okouo y Wiltjer.

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Cuando las victorias llegan todo es felicidad dentro de un equipo profesional. El Unicaja no es ajeno a esta situación y su plantilla desprende una buena química dentro y fuera de la pista, que está siendo clave también para el buen juego del equipo. Así lo reconoció ayer el capitán del equipo, Carlos Suárez, que explicó que los encuentros familiares entre los jugadores son habituales. Un buen ejemplo es la cena de Acción de Gracias celebrada en la casa de Brian Roberts y a la que acudió casi toda la plantilla. Además de varios almuerzos de los jugadores, los profesionales también celebraron juntos con sus parejas la noche de Halloween.

El capitán del equipo, Carlos Suárez, se refirió ayer a este buen ambiente que hay en el vestuario del Unicaja y que considera que está influyendo también en el buen juego del equipo. «Estamos muy bien entre nosotros, en ocasiones quedamos con nuestros familiares a cenar o algo, y eso es algo que también se transmite en el campo. Mucha gente nos dice que somos un equipo que nos pasamos muy bien el balón y creo que es algo que está relacionado. Esto siempre suma para una temporada tan larga el hecho de que entre nosotros haya tan buena química», destacó.

 

Fotos

Vídeos