Cambio de rumbo: la Euroliga, una ilusión, no un objetivo

La comparecencia de Jiménez generó una gran expectación. /Germán Pozo
La comparecencia de Jiménez generó una gran expectación. / Germán Pozo

Jiménez niega conformismo en el Unicaja y habla de «mazazo» por el adiós a la Eurocup, aunque pide confianza en el equipo

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Una semana después de la eliminación del Unicaja en la Eurocup y con el equipo en el foco de las críticas por el bajón que ha experimentado en su rendimiento, el director deportivo del club, Carlos Jiménez, compareció en un encuentro con la prensa para analizar la situación del grupo que dirige Luis Casimiro, valorar las causas tanto del revés europeo como la imagen ofrecida en la Copa y abordar otras cuestiones de interés como las aspiraciones deportivas del club. Jiménez evitó análisis futuros sobre la plantilla, fichajes o cambio de jugadores. Optó por arropar a los actuales profesionales y al técnico invitando a la afición a pensar en positivo en lo que queda de temporada. No ocultó que la eliminatoria en la Eurocup ha dejado tocado al equipo y llamó la atención que se refiriese siempre a la Euroliga como una ilusión, cuando siempre fue un objetivo esencial para el club.

«Estamos intentando recuperarnos porque el mazazo ha sido más duro por la forma en la que se produjo. La clasificación del Top-16 era justa y con un reto por delante. No estuvimos a la altura en el partido de Málaga. Los jugadores son conscientes de la expectación que había con la Eurocup. Tendremos más tiempo para corregir errores, solucionar problemas y recuperar la confianza que el grupo mostró al comienzo de la temporada, y esperando que el equipo se equilibre con el regreso de Jaime y Alberto. Es el momento de estar más concentrados que nunca. Hay que transmitir ilusión por lo que queda por delante», dijo.

«Es complicada por el sistema que hay. Siempre hablo de ilusión. Los objetivos son consecuencia del trabajo que hagas» la euroliga

«La confianza es total, como con el resto del grupo. Los mensajes son de confianza, pero de responsabilidad» casimiro

Jiménez entiende que entre los aficionados exista desencanto y apuntó algunas de las causas que han podido influir en el cambio experimentado por el Unicaja, y puso el foco sobre las lesiones. «Entiendo que parte de la afición esté decepcionada. Queda mucho por delante para mostrarse ilusionado. No sé si la decepción llega por el exceso de júbilo de principios de la temporada, pero ese grupo se ha desequilibrado por ausencias importantes. El equipo al principio aguantó bien la ausencia de Alberto, tuvo que hacer un esfuerzo extra y en algunos momentos se consiguió y en otros no. No podemos transmitir esa decepción a los jugadores», dijo.

Cuestionado por si se debió fichar a algún jugador más para cubrir a los lesionados, el director deportivo explicó que había unas limitaciones por los cupos y que traer a un jugador con otra condición habría supuesto cortar a alguno de los que tienen contrato. «Yo me planteo todas las posibilidades, pero hay que tomar decisiones deportivas». Surgió el nombre de Carlos Cabezas y fue el momento más tenso de la comparecencia, cuando se le insinuó si el malagueño estaba vetado en el club. «Llegar a esa conclusión me parece retorcido. Tengo relación con Carlos Cabezas. A mí nadie me dice que no viene una persona porque tiene un problema con él. Cogería la puerta y me iría a casa».

«No es un club cómodo, sí serio. Debemos conseguir lo mejor con las opciones que tenemos, que son muchas» el club

Como es sabido, el Unicaja tiene complicado jugar la Euroliga la próxima temporada, incluso si gana la ACB, debido a que el hipotético título del Andorra o el Valencia en la Eurocup acabaría con la plaza que da la competición española. El director deportivo del Unicaja no señaló el estar en la Euroliga como un objetivo esencial, y optó por definirlo como una 'ilusión'. «Ahora mismo la situación que hay es complicada por ese sistema. Es una ilusión que tenía el grupo, es evidente, pero no todo está en nuestra mano. Siempre hablo de ilusiones. Los objetivos son consecuencia del trabajo que hagas, así lo he enfocado siempre. No es cuestión de no ser ambicioso, pero había que proteger al grupo para que dé el máximo. ¿Objetivo o ilusión? El hecho de que sea un objetivo no debe ser una decepción. Si nos quedamos con que no hemos ganado la Copa y la Eurocup, ¿recogemos todo y nos vamos?», ironizó.

Cómo defender mejor

El exjugador descartó que el actual sea su peor momento en la dirección deportiva por los recientes resultados y abordó uno de los problemas recurrentes del equipo esta temporada: el bajo nivel defensivo. Su análisis fue este. «Eso es un tema de confianza. Las cosas están estructuradas desde el primer día. Que llegues un segundo más tarde es un tema de confianza y concentración. Todo lo que ocurre en el partido te afecta. En eso estamos trabajando, les pedimos a los jugadores que traten de aislarse. Lo tienen que aceptar, aunque la situación se haya inflado un poco».

A pesar del mensaje constante de apoyo a la plantilla, Carlos Jiménez dejó la puerta abierta a cambios de aquí al final y mandó un mensaje de confianza para Casimiro. «Cuando se decidió que viniese se buscó un entrenador que estaba en un buen momento, con experiencia, que busca soluciones a situaciones de resultados malos. Hasta que no acabe la temporada, no es momento de valoraciones. La confianza es total, como con el resto del grupo. Los jugadores ya lo saben, no hace falta que se les amenace porque son profesionales. Los mensajes son de confianza, pero de responsabilidad».

En sus últimas valoraciones, Jiménez realizó una defensa del club cuando se le insinuó falta de ambición por el paso atrás dado en el aspecto económico al jugar la Eurocup, así como por que se le achaque cierta falta de exigencia. «Es un club bastante exigente. No es un club cómodo, sí serio. Te paga sin problemas, en una ciudad maravillosa, con un seguimiento de medios que no hay en otros sitios... Hay que vivir la exigencia, para nada es un club cómodo. Dentro de las posibilidades, que hay que poner en valor que tenemos uno de los patrocinadores más sólidos, no podemos convertirlos en responsables. No me parece justo. Debemos conseguir lo mejor con las opciones que tenemos, que son muchas», insistió.

No se contempla un equipo en la LEB y sí la llegada de Francis Alonso y Rubén Guerrero

El de ayer fue el primer análisis público de Carlos Jiménez para analizar la situación del equipo desde que llegó a la dirección deportiva del Unicaja. Participó en presentaciones y otro tipo de actos, pero nunca de forma individual, y por eso generó tanta expectación. También fue la primera vez que abordaba de forma pública la posible llegada al club de Francis Alonso y Rubén Guerrero, que en breve acaban su etapa en la NCAA y cuyos derechos en España pertenecen al Unicaja.

«Todavía es temprano. Es verdad que los estamos siguiendo –dijo en referencia a ambos–. Han hecho grandes temporadas y tenemos sus derechos. Cuando acabe la temporada veremos. Siempre han demostrado su cercanía al club y eso se pone siempre en valor. Cuando sientes lo que haces, lo haces mejor. Eso te da un plus a la hora de competir porque otros jugadores no lo tienen porque tienen otro tipo de origen», explicó.

El director deportivo también abordó otro asunto clave en la cantera para salvar el salto del conjunto júnior a la primera plantilla, como es tener un equipo en la LEB. «No puedes mantener de forma artificial un club cuando no tienes jugadores para desarrollar. No me surgen muchas opciones para un LEB», destacó.