CAMBIOS POSITIVOS

CAMBIOS POSITIVOS

MARTÍN URBANO

Luis Casimiro, para empezar, dio una gran sorpresa no sólo a los rivales, sino incluso a nosotros mismos al poner en cancha un quinteto con Shermadini y Lessort juntos. El juego de ataque malagueño utilizaba como eje las combinaciones con los dos pívots, mientras que en el otro lado, los locales empezaron sufriendo mucho para asegurarse el rebote. El juego serbio descansaba más directamente en las acciones de los hombres exteriores. En cuanto el Unicaja abrió el primer hueco en el marcador, Tomic hizo entrar a Ojo, un hombretón que intentó poner dificultades debajo de su canasta. Cuando terminó el primer cuarto, la apuesta defensiva del Unicaja, que ganaba por trece, había sido un éxito. En el segundo, convencido de la necesidad de cambio de su equipo, el técnico local devolvió a Díez a su posición de tres. La rotación era muy diferente a la de los últimos partidos y el equipo volvió a mostrarse seguro, aunque, eso sí, en el Unicaja no hubo quien frenara a Perperoglou y su defensa perdió firmeza.

En el arranque del tercer cuarto, Luis Casimiro mantuvo el propósito de cambio y volvió a poner en cancha al mismo cinco inicial, pero poco a poco, el juego se fue igualando, porque la defensa local era menos enérgica cuando Shermadini y Wiltjer se quedaron juntos como hombres altos. El equipo serbio se había impuesto en el parcial del tercer cuarto, y ya en el último, Díez volvió a jugar como 'cuatro' y el equipo se parecía más al de los malos momentos de las últimas jornadas. El ataque del Unicaja perdió todo el sentido, y el Estrella Roja, a pesar de sus carencias en el juego interior y en el movimiento de balón, cada vez se acercaba más. Al final, la seguridad en los tiros libres y las carencias del rival decidieron el partido a favor de un Unicaja que volvió a reproducir su crisis en una segunda mitad muy pobre en anotación y carente de juego colectivo. Destacar cómo Luis Casimiro supo detectar la necesidad de un giro en su equipo y cómo intentó cambiar en el juego a pesar de tener en sus manos las mismas cartas. Esperemos que el nuevo base facilite la evolución.