Canteranos en Los Guindos, profesionales fuera

La foto de familia de la cantera de la pasada temporada. /Unicajab.fotopress
La foto de familia de la cantera de la pasada temporada. / Unicajab.fotopress

En la última década una veintena de jóvenes jugadores han debutado con el primer equipo del Unicaja, aunque pocos han triunfado en Málaga y sólo tres de ellos siguen formado parte del club

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

En una de las paredes de Los Guindos, el templo del baloncesto de formación malagueño, hay un gran cartel en el que se puede leer el lema 'Nuestra cantera, nuestro futuro'. Es una frase que trata de resumir la filosofía del Unicaja, un club de élite que siempre ha tratado con mimo a sus equipos de base. Quizás no llega al nivel del Joventut o el Estudiantes, instituciones que están prácticamente obligadas a sacar a jugadores de sus categorías inferiores, pero el club malagueño ha contado históricamente con una prolífica cantera que ha dado muchas alegrías.

Sin embargo, en los últimos años y especialmente este verano, se intuye un cambio en la política de cantera del conjunto malagueño. Desde 2016 el Unicaja no cuenta con un equipo vinculado en LEB y el salto entre el conjunto filial, que compite en la Liga EBA (Liga Española de Baloncesto Aficionado) y el primer equipo, que aspira a ganar títulos en la Liga Endesa y en codearse con la élite europea, es abismal. Además, este verano se ha decidido prescindir de varios jóvenes que ya habían debutado con el primer equipo y en los que había puestas muchas esperanzas, como Soluade, Karahodzic, Romaric Belemene o Uta.

En esas mismas instalaciones de Los Guindos, de las mejores de España tras su renovación en 2016, hay otro gran cartel que recopila los nombres de los canteranos que han debutado con el primer equipo en la historia del club. Desde míticos pioneros como Salva Gallar, Rafa Pozo o Bernardo Rodríguez padre, hasta Curro Ávalos, Nacho Rodríguez o Dani Romero o los júniors de oro, Cabezas, Gabriel y Berni.

Si se hace un repaso a los nombres pertenecientes a la última década, se comprueba que una veintena ha jugado algún partido oficial con el Unicaja desde 2008 hasta hoy. Llama la atención que sólo tres de ellos siguen en la disciplina del club: Alberto Díaz, Viny Okouo e Ignacio Rosa, este último cedido para la próxima temporada al Burgos de LEB Oro. ¿Qué ha pasado con el resto?¿Han seguido sus carreras profesionales lejos de Málaga o no han llegado a vivir del baloncesto? Hay un poco de todo, pero en la mayoría de los casos actualmente son jugadores profesionales que han sido capaces de competir lejos de Málaga, en gran parte por la formación que recibieron en el Unicaja, con el esfuerzo humano y económico del club.

Este verano ha habido varios excanteranos del Unicaja que se han convertido en fichajes importantes de otros equipos, como Rafa Freire, refuerzo del Andorra tras la marcha de Jaime Fernández al club malagueño, o Lima, que se ha marchado al Cedevita tras unas últimas temporadas con muchos cambios (Real Madrid, Zalguiris, Besiktas, Murcia e incluso el Xinjiang Flying Tigers de China). Ambos debutaron en Málaga en el 2009 –17 años tenía el base y 18 el ala-pívot– y estaban considerados de proyectos sólidos de futuro. Un par de años después se estrenaron con el Unicaja el malagueño Pepe Pozas, que ha logrado estabilidad en la Liga Endesa en el Obradoiro, o Abrines, gran perla de la cantera de Los Guindos que abandonó el club camino al Barcelona para luego dar el salto a la NBA. También en 2011 debutó Kuzmic, que tiene la etiqueta de ser el canterano más rentable en la historia del club, ya que fue traspasado a los Golden State Warriors de la NBA por 800.000 euros tras jugar poco más de un minuto con el primer equipo. El verano pasado fichó por el Real Madrid. Tanto Abrines como Kuzmic eran jugadores con mucho recorrido que el club malagueño no pudo retener ante la llegada de ofertas muy importantes.

De los últimos años, Dejan Todorovic debutó de la mano de Repesa en 2013 y con 18 años y, tras varias cesiones, el Unicaja dejó de confiar en él. Este verano, a sus 24 años ha sido uno de los fichajes importantes del UCAM Murcia, un buen equipo de la clase media española. Con Plaza debutó el mejor jugador formado íntegramente en Málaga. Domantas Sabonis jugó 55 partidos con el primer equipo y poco tardó en llamar la atención de las universidades norteamericanas. Ya es una realidad de la NBA, en los Indiana Pacers.

De los que han sido cortados este verano, Romaric Belemene ha fichado por el recién ascendido Breogán y Soluade se ha marchado al Legia de Varsovia. Uta y Karahodzic parece que lo tienen más complicado para establecerse en la élite.

De los que quedan, Díaz cumple a la perfección el modelo deseado por cualquier club (jugador local, formado desde la base, que salió cedido y que regresó para ser importante en el equipo) y habrá que ver cómo evolucionan los casos de Okouo y Rosa. Además, pese a las dolorosas marchas de chavales como Golden Dike, Jesús Carralero o Rubén Domínguez, habrá que seguirles la pista a los que vienen por detrás, como Morgan Stilma, y los internacionales sub-16 y sub-17: Javi Rodríguez, Pablo Sánchez, Jeffry Godspower, Ismael Tamba y Alessandro Scariolo. Sin olvidar que el próximo verano estarán en el mercado dos malagueños que terminan su etapa en la NCAA:Rubén Guerrero y Francis Alonso.

Será buena noticia ver a algunos de estos nombres debutar y hacer carrera en Málaga en los próximos años y que el club pueda encontrar ese difícil equilibrio entre la formación de jugadores y la máxima exigencia deportiva.

Canteranos que han debutado en el primer equipo desde 2008

Pablo Movilla (en 2008, con 20 años), Rai López (en 2008, con 19 años), Rafa Freire (en 2009, con 17 años), Augusto Lima (en 2009, con 18 años), Miki Servera (en 2010, con 17 años), Pablo Almazán (en 2010, con 21 años), Carlos de Cobos (en 2010, con 22 años), Pepe Pozas (en 2011, con 18 años), Álex Abrines ( en 2011, con 18 años), Ognjen Kuzmic (en 2011, con 21 años), Alberto Díaz (debutó en 2012, con 18 años), Luis Conde (en 2012, con 19 años), Dejan Todorovic (en 2013, con 18 años), Maodo Nguirane (en 2013, con 19 años), Domas Sabonis (en 2013, con 17 años), Kenan Karahodzic (debutó en 2014, con 18 años), Romaric Belemene (en 2014, con 17 años), Mo Soluade (en 2014, con 19 años), Cristian Uta (en 2015, con 17 años), Viny Okouo (en 2016, con 18 años) e Ignacio Rosa (2017, con 17 años).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos