Capitán Suárez al rescate

Capitán Suárez al rescate
ACB Photo-M. Pozo

En el peor momento de juego y ánimo del Unicaja, el empuje y el liderazgo del madrileño serán claves para tratar de levantar al equipo

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Carlos Suárez nunca ha sido el mejor tirador, ni un portento físico o un jugador espectacular. Ha sido su capacidad para hacer de todo -tirar de tres, jugar al poste bajo, rebotear, asistir, defender...- la que le ha hecho triunfar en el mundo del baloncesto. Primero en el Estudiantes, el club en el que se formó y donde se destapó como el mejor alero de la ACB. Después en el Real Madrid, club al que llegó tras un traspaso de más de un millón de euros en el verano de 2010.

En sus dos anteriores equipos de la Liga española se vio a un Suárez todoterreno, muy valioso para sus compañeros, pero quizás ha sido en Málaga donde el madrileño ha explotado más cualidades como el liderazgo o el carácter. En el Unicaja, ya con más experiencia y una vez superada su adaptación al puesto de '4', Suárez ejerce de capitán y también de líder de un vestuario en el que ha habido muchos movimientos durante los últimos años. No es casualidad que en el peor momento de la temporada para el Unicaja, cuando el equipo tiene que superar el mazazo anímico de no poder competir por el título de la Eurocup, haya regresado el mejor Suárez. No se le puede pedir al de Aranjuez que sea el mejor del equipo numéricamente, como lo fue este domingo ante el Obradoiro (25 de valoración), pero sí que eleve el nivel de exigencia de la plantilla, que ayude a dar un paso al frente a sus compañeros y, en un momento dado, que levante la voz. El conjunto malagueño sigue sin mostrando muchas debilidades, aturdido, pero tiene que reaccionar para llegar en buenas condiciones a los 'play-off' por el título si no quiere dar la temporada por perdida. Ayer Suárez estuvo desacertado durante gran parte del encuentro, como el resto del equipo, pero fue capaz de reaparecer en la recta final del encuentro y, junto a Milosavljevic, cambiar la dinámica de un partido que no pintaba bien.

Tras su lesión, al capitán le hacía falta recuperar sensaciones y confianza en ataque. Ante el Obradoiro metió dos triples de cuatro intentos y 11 de 12 en tiros libres. Ya es el quinto jugador con más aciertos desde el 4,60 de la historia de club tras superar a Veljko Mrsic. En unas semanas se convertirá en el tercer jugador con más partidos en la historia del club, superando a Fran Vázquez (lleva 339, por 342 del gallego).

Tras dos meses en el dique seco por su lesión, el ala-pívot hizo este domingo su mejor partido en cuanto a valoración de la temporada (25). En el último partido ante el Alba, el que supuso la eliminación, se fue hasta los 21. Solo una vez antes esta temporada había logrado pasar de 20, en la pista del Andorra. Poco a poco, está recuperando su mejor versión y eso será muy beneficioso para el conjunto de Luis Casimiro.

El capitán admite que el equipo «emocionalmente no está bien», pero confía en que estas semanas con un solo partido ayuden al equipo a recuperarse. «Hay que olvidar la eliminación de la Eurocup, porque si empiezas a darle vueltas no vives el presente y se te pueden ir de las manos partidos como el del Obradoiro», decía este lunes en Onda Cero Málaga. «El objetivo es llegar lo más lejos posible, este equipo tiene potencial para hacer algo bonito, es lo que creo, y es lo que hemos demostrado. Se me queda la espina clavada de jugar una final de la Lga ACB aquí en Málaga, estuvimos a un solo partido de hacerlo hace algunas temporadas». Ahora ya no vale pensar qué hubiera pasado si el Unicaja no hubiera perdido a su capitán tanto tiempo, pero sí que Suárez tiene que ser vital para que el Unicaja vuelva a levantar cabeza.