El Carpena debe sentenciar

Carlos Suárez en Berlín/EUROCUP
Carlos Suárez en Berlín / EUROCUP

El Unicaja nunca perdió en casa un partido de eliminatoria en la Eurocup y sólo cedió tres como local en toda la competicion

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El Palacio de los Deportes debe ser el factor que decida la eliminatoria entre el Alba Berlín y el Unicaja. El valioso triunfo que el equipo malagueño consiguió el martes en la capital alemana le ha permitido recuperar el factor campo, algo que el conjunto malagueño sabe aprovechar muy bien. Los datos son muy claros al respecto. Desde que disputa la Eurocup el cuadro cajista sólo perdió tres partidos de 18, y lo más importante, está invicto como local en eliminatorias directas a tres encuentros como el formato que se emplea en la competición europea.

Seguro que muchos aficionados después del espectacular final del encuentro con ese mate ganador de Lessort, habrán recordado que hace dos temporadas el Unicaja ganó la Eurocup después de sacar adelante tres eliminatorias con el factor campo en contra. Superó al Bayern, en tres partidos, al Lokomotiv, con un claro dos cero, y al Valencia tras perder el primero, ganar el segundo y sentenciar en el tercero. Como entonces, el conjunto cajista tendrá el factor campo en contra en todas las eliminatorias por haberse clasificado como el peor segundo de los cuatro grupos con un -17 de 'average' general. Así, repetir la gesta del 2017 implicaría un esfuerzo como el de entonces.

Es imposible asegurar que el factor campo sea determinante para seguir con vida en la competición; de hecho, el Unicaja llegó a perder por 21 puntos en Berlín y luego remontó en la segunda parte para acabar ganando. Lo que sí es cierto es que la respuesta del equipo malagueño en el Palacio es muy positiva. En dos temporadas que ha disputado la Eurocup acumula un total de 18 partidos como local, con 15 victorias y sólo tres derrotas. Esta temporada cayó contra el Valencia 69-72 en el encuentro que decidió el primer puesto del grupo. Fue el único tropiezo en casa, pues para encontrar los otros dos habría que remontarse a la edición de 2017. Entonces, en la fase de grupos perdió contra el Bayern (62-74), al que luego eliminaría en cuartos de final, y de nuevo frente al Valencia en el Top-16 (70-78), al que también superó para acabar ganando el título.

En lo que va de temporada, el Unicaja se ha mostrado bastante sólido en los encuentros como local, tanto en la Eurocup, como se ha explicado hasta ahora, y en la ACB. En el campeonato liguero estuvo invicto hasta Navidad, cuando cayó derrotado frente al Baskonia. Luego sí es cierto que llegó algún tropiezo más, como frente al Tenerife.

Un colegio alemán, único apoyo del Alba

El Alba no contará con muchos apoyos en el choque mañana. En principio, la expedición alemana no llega con aficionados y, como nota anecdótica, se da el caso de que un colegio alemán de la Costa del Sol, el Deutsche Schule Málaga, ha comprado un paquete de entradas para asistir al partido y arropar al equipo que dirige Aíto. Es previsible que otros aficionados germanos residentes en la provincia acudan al partido.