Casimiro adelanta un partido complicado en Zaragoza

Casimiro es saludado por el entrenador del Zaragoza, Porfirio Fisac. /ÑITO SALAS
Casimiro es saludado por el entrenador del Zaragoza, Porfirio Fisac. / ÑITO SALAS

El entrenador del Unicaja confirma el regreso de Alberto Díaz, la mejoría de Jaime Fernández y las bajas de Boatright y Waczynski

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El entrenador del Unicaja, Luis Casimiro, repasó este mediodía la actualidad del equipo y confirmó el regreso de Alberto Díaz a las canchas después de tres meses lesionado. La nota negativa es que Ryan Boatright y Adam Waczynski se pierden el partido por lesión. El primero, a la espera de la confirmación oficial mañana, será dado de baja para poder inscribir al malagueño.

«Alberto es la noticia positiva. Lleva una semana buena de entrenamiento y creo que podría reaparecer en Zaragoza. Adam creemos que no va a estar porque sigue con molestias y Boatright tampoco estará. No ha entrenado por culpa de ese tobillo inflamado. Jaime Fernández está en un proceso de readaptación y no podrá jugar en Zaragoza, pero está ya para volver. Le queda una semana. Tiene buena calidad física y la lesión es distinta a la de Alberto. Está en el último escalón y lo iremos viendo día a día«, dijo el entrenador del Unicaja sobre el parte médico de su equipo. El técnico es consciente de que tendrá que realizar descartes y todo apunta a que será Boatright. »Lo haré dependiendo del rendimiento semanal y las necesidades del equipo. Ojalá estemos todos y tenga que hacer convocatorias. No será la primera vez ni la última que tengo que hacer estas cosas«, explicó.

Sobre el choque del domingo ante el Zaragoza (17.00 horas), Casimiro adelantó un partido complicado ante un rival que está en un buen momento de confianza. «El Zaragoza está haciendo muy buena temporada. Perdió algún partido, pero ahora están bien. Ganaron en casa al Baskonia, compite bien, con roles definidos y está con confianza, ahora más que nunca. Es un partido complicado y más a estas alturas de la temporada«, dijo Casimiro.

El técnico alzó la voz para quejarse sobre el cambio del partido ante el Valencia, que ha pasado al miércoles 24 en lugar de disputarse el 14 de abril. «No ayuda el cambio, porque otra vez es como si tuviésemos un parón como los de las ventanas. Tendremos quince días sin jugar y luego otra carga importante. Ahí vamos a tener un fin de semana sin competición, quince días sin partido, y luego cuatro partidos en diez días», se lamentó.

Al técnico se le cuestionó sobre el asunto que tanto ha dado quehablar tras la rueda de prensa de Carlos Jiménez, si la Euroliga debe ser un objetivo. El entrenador se alineó con la postura del director deportivo. «La Euroliga debe ser la consecuencia de un buen trabajo. Cuando se despeje esta incógnita, veremos las opciones que hay. Tenemos que hacer ese trabajo en cada partido. A partir de ahí, esperaremos acontecimientos para saber dónde estaremos. A nivel profesional no nos condiciona. Nosotros entrenamos para mejorar y esto nos dará la opción de estar ahí si llega el momento. Como profesional llega un momento en el que la eliminación de la Eurocup es un palo duro, pero debemos seguir trabajando. Estamos bien en la Liga y debemos ser ambiciosos».

El entrenador del Unicaja explicó cómo está enfocando estas semanas con sólo un partido, y dijo que van a ser beneficiosas para consolidar conceptos cara al final de la Liga. «La temporada está planteada a objetivos diarios. El primer objetivo es la mejora colectiva e individual. Esa es la idea. Si conseguimos mejorar, estaremos en el buen camino para finalizar la temporada bien. Todo depende de pequeños detalles. Creo que no hay tantos altibajos, sino momentos concretos. Estas semanas largas vienen bien para mejorar aspectos que antes no se podía por los viajes. El equipo lo irá notando. Detalles defensivos y ofensivos. Intentar darle más calidad al trabajo que hacemos, que requiere de una intensidad máxima de esfuerzo y es algo que antes no se podía hacer con los viajes. Estas semanas largas no importa que el jugador acabe más cansado porque hay tiempo», finalizó.