Una continuidad insólita en el Unicaja

Una continuidad insólita en el Unicaja

A la espera del fichaje de Lessort, el club cerrará la plantilla con sólo cuatro incorporaciones

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Cuando los aficionados del Unicaja regresen al Palacio de los Deportes a finales de septiembre para ver el inicio de la Liga Endesa 2018-2019 no se tendrán que esforzar mucho para encontrar caras conocidas sobre la cancha. Allí estarán los Suárez, Díaz, Waczynski, Shermadini... No habrá tantos jugadores que se estrenen con la camiseta verde como en temporadas anteriores, cuando era habitual renovar a prácticamente media plantilla cuando llegaba el verano.

A la espera de que se haga oficial el fichaje de Mathias Lessort –el club confiaba en confirmarlo incluso este mismo fin de semana, ya que sólo estaba a falta de los detalles finales del contrato–, el Unicaja cerrará la plantilla con sólo cuatro incorporaciones: Roberts, Fernández, Wiltjer y el propio Lessort. Aunque es un número lógico de refuerzos, sólo hay que echar un vistazo a la historia reciente del equipo malagueño para comprobar que esta continuidad en la plantilla es insólita. Hay que remontarse al verano de 2010 para encontrar una temporada con menos fichajes. Fue en la última campaña de Aíto García Reneses al frente del equipo; se firmaron en verano a sólo tres jugadores (McIntyre, Panchi Barrera y Tripkovic), aunque la experiencia no fue nada bien y terminó con Aíto despedido a mitad de campaña. La continuidad de un bloque no garantiza el éxito, pero sí facilita la integración de los nuevos jugadores y sobre todo fomenta la identificación de la afición con los jugadores de su equipos.

La dirección deportiva y el entrenador apuestan por mantener un bloque de ocho jugadores, algo que no ocurría desde el verano de 2010

Después ha habido temporadas en las que la limpieza en el vestuario fue profunda, como el año de Repesa (2012-2013): sólo siguieron Zoric y Lima y llegaron ¡9 fichajes!, además del propio entrenador. Como es sabido, aquello tampoco funcionó y la campaña fue un desastre. La etapa de Joan Plaza se inició con siete incorporaciones estivales (Granger, Toolson, Kuzminskas, Caner-Medley, Stimac, Hettsheimeir y Suárez), su verano con más cambios, sin contar con los temporeros, que dependen más de la suerte que haya con las lesiones que de la planificación en sí. Después, el entrenador catalán hizo al menos cinco fichajes en cada uno de los veranos que estuvo en Málaga (fueron seis en las campañas 2014-2015 y en la 2016-2017). Cada año se hablaba de tratar de mantener el bloque, pero después la realidad era distinta y muy pocos jugadores llegaron a tener continuidad. Sirva como ejemplo que sólo el actual capitán, Carlos Suárez, sobrevivió a todas las campañas de Plaza al frente del equipo malagueño. Esta temporada el de Aranjuez cumplirá su sexta temporada (renovó hasta junio de 2019, con opción a seguir hasta 2021).

Nueva etapa

¿Ha cambiado algo con la llegada de Luis Casimiro? Carlos Jiménez ha tenido más protagonismo en la confección de la plantilla, ya que su relación con el nuevo entrenador es más fluida. El director deportivo y el presidente Eduardo García han llevado el peso de las contrataciones, siempre en consenso con Luis Casimiro. Se ha respetado a los jugadores que tenían contrato, como Salin, y se ha ampliado la vinculación de otros dos profesionales, Díez y Waczynski. La última ficha de nuevo se ha decidido que sea para el canterano Okouo.

Pese a que había un importante presupuesto destinado a fichajes, se ha optado por traer a menos hombres, pero de nivel, al menos en teoría. Roberts y Wiltjer vienen de un grande como el Olympiacos y con Fernández se optó a pagar su cláusula de salida, algo que también se espera que ocurra con Lessort y el Estrella Roja en las próximas horas.

También hay que destacar que de las cuatro bajas que hay en el Unicaja esta temporada (McCallum, Nedovic, Brooks y Augustine), sólo la del base estadounidense ha sido por una decisión meramente deportiva, y no por cuestiones económicas o por ofertas de otros equipos con más potencial.

Los nuevos. Los cuatro jugadores con círculo negro son los recién fichados, a falta de la confirmación oficial de Lessort.
Los nuevos. Los cuatro jugadores con círculo negro son los recién fichados, a falta de la confirmación oficial de Lessort. / SUR

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos