Dani Díez encuentra su sitio en el Unicaja

Díez, el domingo ante Ayón. /ACB Photo –M. Pozo
Díez, el domingo ante Ayón. / ACB Photo –M. Pozo

El madrileño, que apenas jugaba al principio, ha convencido en las últimas semanas a Luis Casimiro

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Esta semana ha estado en boca de todos por sus famosos tiros libres ante el Real Madrid. Minutos después del encuentro, pese a la gran victoria, Dani Díez pedía perdón por su 'no fallo': «Lo siento, he intentado hacerlo lo mejor posible», comentaba en el vestuario, aún con el nerviosismo en el cuerpo. En unos segundos pasó de héroe a villano, después de coger un rebote en defensa que valía un triunfo, pero que después él mismo no supo ratificar desde la línea de personal.

El error del tiro libre empañó en parte el buen trabajo que hizo Díez ante el Real Madrid. Ante rivales más altos y pesados, el madrileño dio la cara y fue de gran ayuda para el Unicaja, algo que ha estado ocurriendo durante el último mes y medio de competición. Díez ha encontrado su sitio en el equipo y cada vez tiene más protagonismo, aunque muchas veces su labor no se refleje en las estadísticas.

El madrileño ha superado ya su complicado inicio de temporada, en el que apenas tenía protagonismo en la pista. De nuevo la presencia de tres aleros en la plantilla (Milosavljevic, Waczynski y él) dificultaba el reparto de minutos. Era complicado rendir sin tener continuidad y parte de la afición fue crítica con él, aunque no se le juzgara por motivos deportivos. Díez no perdió la confianza, trataba de aprovechar el poco tiempo que jugaba y Luis Casimiro sólo hacía apoyarle públicamente:«Va a llegar seguro. Lo estamos intentando y él también, pero ahora no está teniendo suerte ni continuidad por mi parte», decía el técnico en octubre. El entrenador habló con el jugador en privado para mantenerlo motivado porque sabía que iba a tener que recurrir a él en algún momento. «Me dijo que estuviera tranquilo, estoy trabajando muy bien en los entrenamientos pero a veces las cosas no salen», comentaba el jugador.

Más minutos

Ahora sí le están saliendo las cosas. Si hasta el mes de diciembre apenas llegaba a los diez minutos en pista por partido, ahora es normal verle jugar 20 minutos por encuentro. La lesión de Carlos Suárez le ha permitido a Díez entrar en la rotación y afianzarse en el equipo. No era desde luego un papel fácil, ya que el alero ha tenido que adaptarse a un rol distinto para jugar como ala-pívot y suplir al capitán. Díez había jugado hasta su etapa júnior en posiciones interiores y ahora como profesional ha logrado rendir a buen nivel como '4', incluso restándole minutos a Wiltjer. Está sabiendo defender a hombres más fuertes, cerrar el rebote y aprovechar su tiro exterior para hacer daño.

Tras la lesión de Suárez, el '11' del Unicaja ha tenido que adaptarse a la posición de ala-pívot y está rindiendo a buen nivel

Será importante que el excanterano del Estudiantes mantenga esta buena línea, sobre todo cara a la Copa, ya que el regreso de Suárez sigue siendo una incógnita. El capitán subía ayer una foto a Twitter trabajando en el Palacio de los Deportes, pero no será hasta el próximo lunes cuando empiece a entrenarse de nuevo junto a sus compañeros. Es decir que Suárez tendrá apenas tres entrenamientos para ver si puede jugar el jueves ante el Tenerife, después de dos meses de baja. Si juega el capitán, lo normal es que no lo haga muchos minutos, por lo que Díez va a tener que seguir ejerciendo de '4' en un momento muy importante de la temporada.

Para él será especial jugar la Copa del Rey en Madrid, ciudad en la que jugó desde niño –primero en el Estudiantes y después en el Real Madrid– hasta que se marchó cedido a San Sebastián. En Málaga, el verano pasado renovó por dos temporadas más y la actual es su cuarta con la camiseta del Unicaja. A sus 25 años, aún tiene mucho baloncesto por ofrecer.

Una camiseta 'boquerona' para la Copa

En una semana exactamente empieza la Copa del Rey 2019, uno de los eventos más importantes del baloncesto europeo en el que el Unicaja estará presente un año más. El club malagueño ya calienta motores para la cita copera, una de las que más aficionados suele arrastras. Este año, al ser en Madrid, habrá muchos seguidores malagueños que se desplazarán por su cuenta para seguir al equipo. Para los que compraron sus abonos en las tiendas del Unicaja, el club ha preparado unas camisetas conmemorativas para lucirlas en el WiZink Center. Con el lema 'Madrid 2019, aquí no hay playa, pero sí muchos boquerones' y un simpático dibujo del pescado más típico malagueño, las camisetas verdes identificarán a los aficionados del Unicaja que viajen a Madrid.