Detalles que valen el pase a la semifinal para el Unicaja

Detalles que valen el pase a la semifinal para el Unicaja
Salvador Salas

La igualadísima serie entre el equipo de Casimiro y el Valencia se resuelve hoy en la Fontenta (21 horas)

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

«Debemos estar preparados para volver a Valencia». Lo decía Luis Casimiro el viernes, tras ganar el primer partido de cuartos de final. El entrenador del Unicaja quería quitar presión a sus jugadores y hacer hincapié en que aún tenían dos oportunidades de clasificarse para las semifinales. Hoy se demostrará si el equipo captó ese mensaje de la manera correcta, después de no dejar sentenciada la eliminatoria en Málaga. Llega el partido definitivo y se jugará en la Fuente de San Luis (21.00 horas, por #Vamos de Movistar+). Solo vale ganar para tratar de arreglar una temporada que ha estado por debajo de las expectativas y aunque el Valencia sigue siendo el favorito, la eliminatoria hasta ahora ha estado muy igualada y se decidirá por detalles.

Defensa

Mantener la tensión de los dos primeros partidos

No está siendo una serie de anotaciones muy elevadas, por debajo de la media de ambos equipos en Liga regular. El Valencia ha anotado en los dos encuentros una cifra similar (78 en el primero y 76 en Málaga), fruto de la buena tensión defensiva que ha mantenido el Unicaja en estos cuartos de final. Jugadores como Wiltjer o Waczynski han dado un paso en estas labores en campo propio y eso el equipo lo nota. La baja de Salin, uno de los mejores defensores exteriores del Unicaja, por ahora se ha sabido solventar. El entrenador del Valencia considera además que el Unicaja ha estado mejor en el rebote: «Quizá ese es nuestro punto de mejora».

EFE

Acierto exterior

Sin triples, las opciones de victoria se minimizan

No es que el Unicaja dependa del triple, es que ya prácticamente todos los equipos lo hacen. En el conjunto malagueño, Shermadini aporta equilibrio con su amenaza cerca del aro, aunque el pívot georgiano no ha llegado a estos 'play-off' en su mejor momento. Pese al horrible porcentaje de tres que tuvo el Unicaja en el arranque del segundo partido (0 de 9), el equipo logró mantenerse en el partido pero fueron cuando entraron los tiros exteriores de Wiltjer o Roberts cuando logró darle la vuelta al marcador. Del 48% del primer encuentro, un dato irreal provocado por el extraordinario 6 de 7 de Milosavljevic, se pasó a un 22% el domingo y con ese porcentaje las opciones de victoria se reducen mucho. Tampoco está tirando bien el Valencia, que no cuenta con Matt Thomas, su principal especialista, aunque el conjunto 'taronja' tiene más peligro cerca del aro.

Estado físico

El cansancio de jugar tres partidos en cinco días

Muchos jugadores suelen decir que cuando llegan partidos tan importantes como el de hoy, con prácticamente toda una temporada en juego, el cansancio no se nota. Pero a algunos profesionales sí puede afectarle jugar el tercer partido en cinco días, con viajes a Valencia por medio y sin mucho tiempo para el descanso. Sin Salin, Luis Casimiro se ha quedado con una rotación de 11 jugadores, aunque Rubén Guerrero apenas ha jugador tres minutos en cada encuentro. Eso hace que Milosavljevic haya jugado más de 30 minutos de media o Jaime Fernández, Díaz o Lessort prácticamente 25. La rotación de Valencia es algo más amplia, aunque el técnico del Valencia reconocía ayer que varios jugadores, como Will Thomas, no han llegado a esta recta final al cien por cien de energía.

EFE

Individualidades

Milosavljevic y San Emeterio decantaron la balanza

El baloncesto es un deporte de equipo, pero en partidos tan igualados como los que están disputando el Unicaja y el Valencia, el talento o la inspiración de un jugador concreto puede decantar la balanza. Ocurrió en el primer partido, con un Milosalvjevic en estado de trance, completando uno de sus mejores partidos como profesional y desquiciando al Valencia con sus puntos. Pero es que el segundo partido pasó algo similar, con un San Emeterio no tan espectacular en cuanto a números totales, pero igual de efectivo. El alero cántabro estuvo imparable en el último cuarto y sentenció el partido. En este cruce de cuartos hay suficiente talento individual como para romper un partido. No ha aparecido aún la mejor versión de Jaime Fernández y Shermadini está demasiado apagado. Por el Valencia Dubljevic o Will Thomas también pueden desequilibrar.

Las individualidades, el acierto en el tiro y la gestión de los minutos finales marcaron los dos primeros encuentros

La mano de los entrenadores

La evolución táctica como factor desequilibrante

Hablaba el entrenador del Unicaja de que no hay mucho margen para las sorpresas entre dos equipos que se conocen tan bien, pero sí que puede ser importante «la evolución táctica» conformen avanzan los 'play-off'. Hoy ya no se puede guardar nada y hay que utilizar todos los recursos posibles para tratar de ganar en la Fuente de San Luis. «Estamos readaptando cosas, ajustando tácticamente, y parece que la iniciativa siempre la lleva el que viene de corregir. Van a corregir cosas y nosotros tenemos que corregir otras», decía ayer Jaume Ponsarnau, entrenador rival. Cualquier pequeña variación puede suponer ganar o perder el encuentro.

EFE

El aspecto mental

Quien esté más concentrado se llevará la eliminatoria

El Valencia ha demostrado que tener garantizada la Euroliga no le hace ser menos ambicioso. El papel de favorito sigue siendo del conjunto 'taronja', más aún jugando como local, pero ya nadie apostaría por una victoria holgada. El Unicaja ha ganado credibilidad en este cruce y no puede venirse abajo por la derrota del domingo. Está a un solo partido de volver a las semifinales de la Liga Endesa y tiene que estar al máximo de concentración para pelear por el objetivo hasta el último momento. El que se despiste se lo pondrá en bandeja al rival.