El dilema de Lessort en el Unicaja

Lessort realiza un mate en un partido de esta temporada. /LOF
Lessort realiza un mate en un partido de esta temporada. / LOF

El Unicaja busca alternativas al pívot, que queda libre al no jugar el club la Euroliga, y se negocia con Deon Thompson

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

En el verano de 2018 el Unicaja protagonizó uno de los movimientos más llamativos del mercado de fichajes. Después de barajar muchos nombres y hacer algunos intentos fallidos, el club cajista se hizo con los servicios de Mathias Lessort después de que el Estrella Roja accediese a rebajar su cláusula de rescisión. Se espera que el pívot acabase en un equipo de la Euroliga, pero pasaban los meses y no encontraba destino. Una temporada después, el club malagueño afronta un verdadero dilema con Lessort, que tuvo momentos brillantes durante la temporada, pero que ha mostrado cierta falta de experiencia, algo completamente lógico tratándose de un jugador de sólo 23 años.

El club, de hecho, mantiene una negociación abierta con Deon Thompson, un pívot más versátil que Lessort, y también más experimentado a sus 31 años. Previsiblemente sería el recambio del francés si la operación se concreta, algo por otro lado nada claro al contar con propuestas de equipos de la Euroliga.

Buenos números

El Unicaja no descarta del todo a Lessort en sus planes de futuro, de hecho podría prolongar una temporada más su contrato, pero hay un aspecto clave en el compromiso que los une. Si el club no juega la Euroliga, el pívot francés queda libre. Esta situación contractual del jugador nacido en Martinica es conocida por varios clubes, alguno que competirá en la Euroliga, y que valoran al todavía jugador cajista como una alternativa de garantías para hacer frente a una competición tan exigente en el apartado físico. El francés no se ha perdido ni uno de los 57 partidos que disputó el equipo y promedió 9 puntos, 6 rebotes y 13 de valoración entre Liga y Eurocup, donde en ciertas fases fue el gran sustento del equipo

Así las cosas, tanto el Unicaja como el propio Lessort tendrán que replantearse en los próximos días su futuro. El entorno del jugador valora que el tiempo que ha pasado en Málaga ha sido positivo para su maduración y quizá le aconseje quedarse un campaña más en un club que conoce y en un grupo de compañeros en el que el francés ha destacado como uno de los 'animadores' del vestuario, al margen de su aportación en la pista.

¿Pero qué piensan los técnicos? A Lessort han tenido que reconducirlo en su estilo de juego desde que llegó a Málaga. Era, y en cierto modo lo es todavía, algo anárquico y a veces complicado de encajar en un trabajo táctico exigente y riguroso. Sin embargo, su potencial y exuberancia física es tal, que le permitía cubrir sus carencias en otras facetas del juego. Cara al futuro, el movimiento por Deon Thompson, con el que por cierto comparte agente, evidencia que el Unicaja explora alternativas al francés y la decisión final sobre el futuro de este llegará en los próximos días.