El mejor Unicaja en meses

El mejor Unicaja en meses
LIGA ACB

Logra un convincente triunfo ante el Tenerife y certifica la quinta plaza, lo que lo empareja con el Valencia en la fase por el título

JUAN CALDERÓN
85 Tenerife

92 Unicaja

PARCiales
21-20; 14-23; 21-17; 29-32.
Árbitros
Conde, Castillo y Torres. Bien. Eliminaron a Díaz y Brussino
Cancha
Santiago Martín, 4.924 espectadores

Hubo partidos más brillantes esta temporada, de mayor anotación, de más emoción, de finales espectaculares y grandes actuaciones individuales, pero quizá casi todo esto queda un poco lejos. Siendo conscientes de dónde venía el Unicaja en los últimos tiempos, el encuentro de ayer ante el Tenerife (85-92), es el más completo que se le ha visto recientemente. Mostró una imagen sólida y segura ante un rival que lo había vapuleado en dos ocasiones. Fue una actuación convincente en una pista nada fácil a las puertas del 'play-off' donde ya le espera el Valencia tras confirmar la quinta plaza ayer.

Se vio otro Unicaja, más entero en defensa, con lucidez y control del ritmo en ataque y mostrando diferentes recursos tácticos que complicaron la vida a un buen rival, alternando defensas zonales y manteniendo la entereza y el acierto en los minutos de mayor presión. Metió muchos triples, como otros días, pero sin abusar y dando su espacio a los pívots. En el plano individual, Fernández sigue con su rehabilitación, también Wiltjer y sobresalió Salin en un último cuarto letal desde la línea de tres puntos para sentenciar.

Vestuarios

Sabía el Unicaja que lo que tenía en Tenerife era un examen en toda regla. Tenía delante a un equipo rocoso, competitivo y que le había pintado la cara dos veces. Había ganas en el bando malagueño y se apreció desde el primer instante. El conjunto cajista estuvo serio desde el salto inicial, cometiendo pocos errores y jugando un baloncesto correcto, sin excesos y sin descontrolar. Del 5-7 se pasó al 16-12 después de que el Tenerife reajustase su defensa y el Unicaja fallase cinco ataques seguidos. No hubo ruptura en el marcador por el acierto malagueño desde la línea de tres, su mejor arma en un primer cuarto en el que Ferrán Bassas creó muchos problemas, quizá demasiados. Milosavljevic logró la última canasta del acto inicial (21-20), y también las dos primeras del segundo, dos triples que dieron la primera ventaja al cuadro malagueño desde el arranque del choque. Es llamativa la mejoría del alero serbio en ataque y especialmente en el lanzamiento de tres. Aunque el Unicaja insistió desde la línea de 6,75, al igual que su rival, lo que no era una sorpresa teniendo en cuenta que son los equipos que más lanzan desde la larga distancia, el conjunto de Casimiro también castigó desde el interior de la zona. Shermadini se hizo hueco con algunos problemas, pero acabó la primera parte con 6 puntos y 5 faltas recibidas, entre ellas tres de Iverson, al que mandó al banquillo (31-35, minuto 15).

El choque se fue endureciendo y ahí sorprendió la buena respuesta del Unicaja, que aguantó bien a su rival desde la defensa, por momentos en una zona que se le atragantó al ordenado equipo canario. Hubo también tranquilidad para mover el balón en ataque con muchos minutos de Jaime Fernández ejerciendo como director de orquesta, una de las novedades, y el resultado fue una ventaja de ocho puntos al descanso tras un certero triple de Wiltjer (35-43).

Como era de esperar el Tenerife salió con más intensidad en la segunda parte, Beirán, inédito hasta el momento comenzó a acaparar el juego de su equipo. No anotó, pero sí que asistió a sus compañeros. Se beneficiaron Iverson, San Miguel y Abromaitis. (44-47, min, 23), pero aguantó bien el Unicaja pese a que su producción ofensiva se resintió. Pudo igualar el equipo local, aunque le faltó acierto y lucidez para superar la defensa malagueña. Dos buenas acciones de Milosavljevic permitieron otro estirón (46-54) y el Tenerife trató de complicar las cosas más con una defensa presionante a todo el campo. De nuevo la respuesta del Unicaja fue buena, que no sobresaliente. Se atascó un poco, aunque encontró la solución con dos triples de Wiltjer y Waczynski que permitieron una renta un poco justa para el acto decisivo (56-60).

En el momento de mayor presión, el Unicaja sacó su versión más resolutiva , lo que habla bien de la mentalidad del equipo. Waczynski confirmó su paso adelante, Díaz encontró bien en un par de ataques a Lessort y Salin siguió produciendo. El finlandés fue el hombre del partido, primero por forzar varias faltas en defensa y luego apareciendo desde la línea de tres cada vez que el Tenerife apretaba. El primero de sus triples claves llegó con mucho partido por delante para dar a su equipo la máxima renta (60-70). El choque parecía encarrilado, pero el cuadro que dirige Vidorreta siguió apretando, pero sin la lucidez de otros encuentros.

Cada vez que se acercó o creó problemas, Salin apareció de forma fulminante desde la línea de tres para acabar con las ilusiones locales. Sucedió así en los últimos tres minutos en los que logró dos triplazos determinantes, el segundo de ellos para establecer una renta ya definitiva, 72-80. Todavía hubo tiempo para un poco de emoción, con el Tenerife anotando varios triples en el último minuto, pero el cuadro malagueño no perdonó desde la línea de personal para sumar la victoria en su mejor partido en meses.

Liga ACB