El Unicaja, soberbio en tierra hostil

Carlos Suárez, en una jugada del encuentro. /Agencia Lof
Carlos Suárez, en una jugada del encuentro. / Agencia Lof

El Unicaja completa un gran partido en Andorra y suma su séptima victoria en la ACB, liderado por Shermadini, Suárez y Roberts

ENRIQUE MIRANDAMálaga

El Unicaja sumó este sábado su séptima victoria en nueve partidos en la Liga Endesa. Con la Eurocup el balance es de 13 victorias en 16 partidos. Hay que pararse un momento a pensar lo que está haciendo el cuadro malagueño en este arranque de competición. Será difícil que mantenga este ritmo el conjunto de Luis Casimiro y es cierto que los títulos se ganan a partir de febrero, pero la competición ya está lo suficientemente avanzada para comprobar que este equipo va a dar mucha guerra.

Sumó un triunfo de carácter en Andorra (84-95), terreno hostil –Se había perdido allí en las tres últimas temporadas–, ante un equipo que venía de ganarle al Real Madrid y al Baskonia. Pero los visitantes se llevaron el partido a su terreno, el de ritmo rápido y anotación alta y en ese ámbito es difícil que caiga derrotado. Leyó muy bien el partido Luis Casimiro, que trató de anular a los exteriores del Andorra, sobre todo a Albicy y Ennis, motores del equipo del Principado. Se encontró cómodo el Unicaja y por momentos se vio un nivel de baloncesto sobresaliente que invita a la ilusión.

Contó el conjunto visitante con un Shermadini que le hizo la vida imposible a su exequipo, que no pudo frenarle con Diagne, lesionado en el primer minuto de juego. Acabó el georgiano con 31 de valoración, en gran parte porque contó con la colaboración de otro ex del Andorra, Jaime Fernández (8 asistencias). El madrileño no estaba al cien por cien físicamente tras su lesión ante el Breogán, pero su calidad es enorme y se dedicó a repartir juego. También agradó ver a Roberts siendo el exterior determinante que fichó el Unicaja en verano. Dio el esperado paso adelante para completar su mejor partido con el equipo malagueño (28 de valoración). Pero no fueron los únicos destacados: Milosavljevic, Suárez, Waczynski, Lessort... Muchos jugadores del cuadro malagueño estuvieron a la altura de las circunstancias para sumar una victoria muy valiosa.

De menos a más

Empezó dominando el conjunto andorrano, porque sus jugadores exteriores encontraban tiros liberados que aprovechaban. Mientras que Milosavljevic se encargaba de Albicy para dificultar la creación en ataque del conjunto rival, Roberts se veía superado por Vitali, que anotó siete puntos seguidos. Dos triples de Albicy ponían al Andorra 17-10 y Luis Casimiro empezaba a mover el banquillo.

Más

Entraron primero Shermadini y luego Suárez y el panorama cambió. Es habitual ver cómo el juego del conjunto malagueño mejora claramente con el capitán en pista, no sólo por su consistencia defensiva, sino también por su olfato para el rebote y su capacidad de pase. Además del trabajo de Suárez, el conjunto malagueño contó con un Shermadini absolutamente determinante. El georgiano anotó bajo el aro como es habitual y también fue un seguro atrás, intimidando a los jugadores del Andorra y recuperando varios balones como si fuera un especialista defensivo. El Unicaja encadenó un parcial de 0-10 y eso le permitió ganar el primer parcial (20-22).

El partido estaba tan igualado como acelerado. Ambos equipos jugaban a altas revoluciones, anotando mucho y con escasa presencia defensiva. Fernández jugó en el segundo cuarto sus primeros minutos y estuvo bien en la dirección, pero al Andorra le entraban los triples (7 de 12) y se mantenía en el partido. Una jugada individual de Roberts permitía una ventaja mínima (47-48).

Tras el descanso, el cuadro malagueño fue ganando poco a poco terreno. El Andorra no lograba frenar el amplio repertorio ofensivo visitante y tras los cuatro primeros minutos el Unicaja ya ganaba por 10. Apareció en el partido el talentoso Ennis, muy bien vigilado hasta entonces y el Andorra se acercó. Pero de la mano de un acertado Waczynski y de Shermadini el conjunto malagueño ganó el cuarto (68-75). En los primeros minutos del último parcial dos triples seguidos de Suárez servían para seguir abriendo la herida. Pudo quizás sentenciar antes el cuadro malagueño si administraba su ventaja, pero se precipitó en algunos ataques y el Andorra no le perdió la cara al encuentro. Aunque el conjunto local rebajó la diferencia de diez puntos a falta de tres minutos, el Unicaja se mostró sobrio y no dejó escapar la victoria (84-95). Una soberbia victoria.

84 MoraBanc Andorra

Albicy (8), Dylan Ennis (15), Michele Vitali (10), John Shurna (7) y Moussa Diagne (-) -quinteto titular-, Oliver Stevic (12), Whittington (12), David Jelínek (5), Upshaw Jr. (4), Henton (2) y Rafa Luz (7).

95 Unicaja

Brian Roberts (20), Milosavljevic (4), Waczynski (10), Wiltjer (7) y Lessort (12) -equipo inicial-, Shermadini (17), Carlos Suárez (11), Sasu Salin (2), Jaime Fernández (7) y Dani Díez (5)

parciales.
20-22; 27-26; 21-27 y 16-20.
árbitros.
Benjamín Jiménez, Sergio Manuel y Alfonso Olivares. Sin eliminados.
cancha.
Partido de la novena jornada de la Liga Endesa disputado en el Poliesportiu de Andorra ante 4.319 espectadores

 

Fotos

Vídeos