Otro subidón antes de la Copa

Los jugadores del Unicaja felicitan a Wiltjer después de que lograse la canasta ganadora/Ñito Salas
Los jugadores del Unicaja felicitan a Wiltjer después de que lograse la canasta ganadora / Ñito Salas

El Unicaja gana al Manresa después de una jugada perfecta que Wiltjer culminó con una canasta en el último segundo

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

Hace una semana las imágenes del triple ganador de Jaime Fernández ante el Real Madrid inundaron las redes sociales y tuvieron hueco en las televisiones nacionales. «El mejor partido del año». Así lo calificaron algunos entendidos... Ayer, el Palacio de los Deportes no se llenó, pero se vivió otro partido del año, con dos equipos haciendo un gran baloncesto y un final de película culminado con una canasta ganadora de Wiltjer después de una jugada perfecta del Unicaja (99-97). Hoy no se hablará tanto del partido de anoche, porque el Manresa no es el Madrid, pero, créanme, fue incluso mejor.

99 Unicaja

(21+25+20+33 ): Fernández (14), Milosavljevic (0), Shermadini (19), Roberts (6), Wiltjer (14) -cinco inicial- Okouo (0), Salin (9), Díez (5), Lessort (12), Boatright (11), y Waczynski (9).

97 Manresa

(25+20+16+36 ): Fisher (10), Toolson (30), Tomàs (5), Lalanne (12), Zubcic (14) -cinco inicial- Jou (0), Lundberg (12), Murphy (12), Sima (2), Muñoz (0), Gintvainis (0).

árbitros
Martín Bertrán; Martínez Fernández; Sánchez Mohedas. Cady Lalanne fue expulsado por faltas.
incidencias
Partido correspondiente a la jornada 20 de Liga Endesa disputado en el pabellón José María Martín Carpena (Málaga) ante 7.548 espectadores.

Hay maneras y maneras de ganar. Hacerlo 'in extremis', en medio de una gran tensión, genera una explosión de alegría. Una sensación que el equipo malagueño ha experimentado por dos veces en sólo unos días y que le hace llegar a la Copa del Rey con un subidón de moral y autoestima. Dicen que en la Copa las cosas dependen del momento por el que atraviesen los equipos, y el del Unicaja ahora mismo es superlativo.

Podría decirse que ayer volvió a flaquear en defensa o que tuvo altibajos, pero sería desmerecer el gran espectáculo que se vio en el Palacio ante un Manresa que ha sido uno de los mejores equipos que han pasado por el Carpena en lo que va de temporada. Regresó Toolson a Málaga y confirmó el error del club al dejarlo marchar en su día. Dio un recital de juego con 30 puntos. Le sobra calidad al de Arizona. Empató el partido a falta de cinco segundos con un triple asombroso y entonces llegó el desenlance perfecto. Roberts sacó para Jaime Fernández, este se la pasó a Salin, que vio a Lessort y este asistió para el tiro ganador de Wiltjer. Todo esto en 5,1 segundos. Una locura.

Flojo comienzo

No le hizo falta demasiado al Manresa para mandar en el partido desde el comienzo. Con un baloncesto correcto y aprovechando las concesiones del Unicaja, primero con triples desde la esquina para castigar las ayudas, y luego insistiendo sobre la defensa de Wiltjer. Así que el equipo catalán alcanzó una primera ventaja clara (8-25, min. 4) después de que Zubcic no tuviese problemas para superar al ala-pívot canadiense en un par de ocasiones. La cosa fue a peor cuando Toolson se soltó y el Unicaja se vio perdiendo 10-22. Los tiros de tres permitieron a los de Casimiro mantenerse en el partido, aunque el Manresa seguía por delante (21-25, min. 10).

El Unicaja fue a más en su juego gracias a la confianza que le dio su eficacia desde la línea de tres. Boatright tuvo minutos brillantes y apretó el partido con acciones de calidad (34-36, min.15), pero el cuadro malagueño era incapaz de completar la remontada porque enfrente Toolson acertaba para responder. Con el partido inmerso en un intercambio de triples, una ligera mejora defensiva, el acierto de tres y buenas acciones de Shermadini, el Unicaja al fin pudo superar a su rival en el marcador antes del descanso (46-45, min. 20).

Más

La tendencia al alza del Unicaja se confirmó en el arranque del tercer cuarto, con Wiltjer produciendo con facilidad. Si el canadiense está caliente es muy peligroso. Su inspiración permitió el primer despegue serio de un Unicaja que defendía mejor y se aprovechaba de la falta de acierto de su rival (62-54, min. 27). Pudo romper el equipo malagueño el partido, pero aguantó bien el Manresa, que volvió a responder por medio de un inspirado Toolson que a estas alturas del choque ya sumaba 19 puntos (66-61, min.30).

Un 5-0 de salida dio tranquilidad al Unicaja para encarar un último cuarto en el que el Manresa siguió agarrándose al partido adelantando ya un final igualado. El equipo catalán no encontraba la forma de frenar a Shermadini y el equipo malagueño se las prometía felices con 74-68 en el marcador a falta de seis minutos. Pero quedaba mucho y el conjunto de Joan Peñarroya, que firmó un gran encuentro, no se inquietó. Movió bien el balón, acertó con los lanzamientos y firmó un parcial de 2-10 que le permitió voltear la situación (79-80, min. 36). Los últimos minutos del choques fueron una locura. Jaime Fernández se echó el equipo a la espalda y en el bando contrario Toolson comandaba las operaciones. A falta de 11 segundos, el Unicaja ganaba 95-91 y Murphy anotó un triple, 95-94. Shermadini no falló desde la línea de personal con 8 segundos por jugar. En ese momento Toolson anotó un triple desde la esquina para empatar el choque. Quedaban cinco segundos y en ese tiempo, el Unicaja montó una jugada en la que todos los jugadores tocaron el balón y que terminó con un lanzamiento de Wiltjer que ganó el partido en el último segundo (99-97).

 

Fotos

Vídeos