Mejoría insuficiente del Unicaja que pierde y será segundo

Salin y Shermadini tratan de impedir el avance de Ponkrashov en el partido /Eurocup
Salin y Shermadini tratan de impedir el avance de Ponkrashov en el partido / Eurocup

Paga un mal último cuarto ante el Unics Kazán (87-84)

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El camino del Unicaja en la Eurocup quedó trazado en Kazán. Suele ocurrir que los entrenadores y los jugadores gestionan situaciones como la que vive el equipo malagueño según les convenga. Si se hubiese ganado se elogiaría, con lógica, el hecho de acabar primero, pero se perdió y seguramente escucharán ahora que esta primera parte de la competición la clasificación es lo de menos. Así, que la derrota tiene una importancia relativa... El cuadro cajista será segundo en esta fase de grupos pase lo que pase en la última jornada, lo que le 'garantiza' un emparejamiento con el Valencia en el Top-16 y, dependiendo de los resultados, con otros dos equipos que completarían un grupo de cuatro del que se clasificarán dos. El 'reencuentro' con el conjunto valenciano tiene el morbo de la final de 2017, pero también garantiza que ambos no se volverían a enfrentar hasta una hipotética final, pero eso es imaginar demasiado a estas alturas, en parte porque por el camino habrá equipos de gran nivel como este Unics que este miércoles derrotó al conjunto de Casimiro.

El Unicaja llegó a Kazán con ciertas dudas en su juego después del mal encuentro de Badalona y, lo cierto es que mejoró notablemente su imagen, pero no le dio para ganar al Unics y amarrar el primer puesto. Dominó durante casi todo el choque, pero en el acto decisivo un bache ofensivo acabó con sus opciones frente a un rival con una batería ofensiva temible y que decidió con la letal pareja exterior que forman McCollum y Henry, uno de los jugadores más interesantes de esta Eurocup y que firmó 18 puntos, 6 rebotes y 8 asistencias.

87 Unics Kazan

(18+20+26+23): Lockett (4), Henry (19), Kolesnikov (5), Kaimakoclou (-), Carmichael (10) -cinco inicial-, McCollum (21), Ponkrashov (4), Smith (14), Koshcheev (-), Ejim (-), Sheleketo (-) y NDour (10)

84 Unicaja

(20+24+20+20): Roberts (9), Milosavljevic (2), Wazcynski (5), Wiltjer (16), Lessort (6) -cinco inicial-, Díaz (2), Shermadini (22), Díez (8), Salin (3) y Fernández (11)

Ábritros
Mogulkoc (Turquía), Obrknezevic (Serbia) y Kartal (Turquía). Eliminaron por cinco faltas personales a Jaime Fernández (minuto 39) y McCollum (minuto 40)
incidencias
Partido de la novena jornada en el grupo D de la Eurocopa, disputado en el Basket Hall Kazán (Rusia) ante 3.421 espectadores.

El frío comienzo del Unicaja (5-0) hizo presagiar una primera parte como la del sábado en Badalona, pero Luis Casimiro cortó rápido la dinámica de su equipo y a los tres minutos cambió a sus dos aleros. Dio entrada a Fernández y Salin para agilizar la circulación de balón de su equipo que había cometido una pérdida por minuto y todavía no había anotado. Con Fernández controlando el ritmo del choque, el cuadro malagueño alcanzó un nivel de eficacia notable para cerrar el primer cuarto ganando por 18-20.

El Unics careció de la intensidad defensiva que mostró en el encuentro que disputó en Málaga y optó por plantear un duelo de anotación. No le faltan efectivos al cuadro ruso para desarrollar este estilo. La entrada en el partido de McCollum, con 13 puntos en el segundo cuarto, obligó al Unicaja a un esfuerzo extra (26-24, min. 12), pero logró sobreponerse. Sin grandes exigencias defensivas, el cuadro malagueño se soltó en ataque exhibiendo un gran acierto desde la línea de tres. Unos buenos minutos de Dani Díez y de Roberts, con cuatro triples seguidos, ampliaron la renta al descanso (38-44).

Además

La alegría anotadora de la primera parte desapareció y el juego comenzó a endurecerse. El nuevo panorama le pasó factura al Unicaja con otro flojo arranque, y el encuentro se equilibró más. McCollum seguía viendo el aro como una piscina, y como las alternativas del Unics eran variadas, Jamar Smith aumentó las hostilidades (52-54). Sin la ayuda de los triples, no anotó ninguno en el tercer cuarto, la producción ofensiva del Unicaja se resintió. Se sentó McCollum y apareció Henry, el mejor del encuentro, para poner por delante al cuadro ruso después de muchos minutos (64-62).

La tendencia ascendente del Unics se acentuó ante un Unicaja al que le costaba cada vez más anotar, tomando malas decisiones y echando en falta la inspiración de Jaime Fernández. A cinco minutos del final el equipo de Kazán lograba su máxima renta (76-71) y Casimiro tenía que parar el partido. No reaccionaron sus jugadores que acto seguido perdieron la pelota y en la siguiente acción volvieron a perder el balón. Con 80-73 un triple de Wiltjer, el primero desde el minuto 19, apretó las cosas y pudo acercarse más todavía el Unicaja, pero no gestionó bien los últimos minutos. Una pérdida de Salin, otra de Roberts, un triple fallado por el finlandés y la eliminación de Fernández dieron al traste con la victoria y con la posibilidad de acabar primero de grupo. Le puso emoción el Unics fallando cuatro tiros libres, pero el cuadro malagueño estaba negado en un mal final de partido.

Eurocup
 

Fotos

Vídeos