El Unicaja fue de menos a más y perdió en un final ajustado

El Unicaja fue de menos a más y perdió en un final ajustado
Agencia LOF

El equipo malagueño llegó con vida a los minutos finales, pero Labeyrie sentenció con siete puntos seguidos (79-76)

ENRIQUE MIRANDAMálaga

No pudo ser. El Unicaja le dijo adiós a la temporada este martes tras caer eliminado en Valencia, en un partido en el que fue de menos a más y que se resolvió en un final ajustado (79-76). El conjunto taronja hizo valer su condición de favorito y, apoyado por su público, se clasificó para las semifinales de la Liga Endesa. Fue un partido disputado, muy igualado, como los dos anteriores, pero el Valencia supo gestionar mejor los minutos finales y tuvo más acierto. Contó además con un hombre inspirado en dos jugadas, el francés Labeyrie, sin mucha incidencia en el resto del encuentro, pero que anotó siete puntos seguidos a falta de dos minutos para el final que fueron determinantes. El Unicaja después tuvo dos triples que no entraron y un tiro de Suárez tras rebote en ataque que no entró. Ahí murieron las aspiraciones del Unicaja, pese a que después recortara distancias con un triple de Wiltjer y una canasta de Fernández. Ya era demasiado tarde.

79 Valencia

(25+17+16+21): Vives (9), Sastre (2), San Emeterio (12), Will Thomas (8), Tobey (17) -cinco titular- Abalde (11), Labeyrie (9), Diot (-), Van Rossom (8), Dubljevic (3), Rafa Martínez (-) y Doornekamp (-).

76 Unicaja

(10+21+20+15): Jaime Fernández (6), Roberts (12), Milosavljevic (8), Wiltjer (9), Shermadini (14) -cinco titular- Alberto Díaz (3), Dani Díez (5), Waczynski (7), Lessort (4), y Suárez (8).

Árbitros
Martín Bertrán, Peruga, y Castillo. Sin eliminados.
incidencias
partido correspondiente al tercer y último partido de los cuartos de final disputado en la Fuente de San Luis ante 7.848 espectadores.

Se pone punto y final a una campaña muy complicada, con muchas lesiones y en la que se ha recuperado la competitividad en estos 'play-off' por el título, en los que el cuadro malagueño ha hecho un gran trabajo. Sube la nota global, pero sigue sin ser buena porque en el balance pesa que no se han superado ninguna de las tres eliminatorias claves del año (Copa del Rey, Eurocup y 'play-off' de la ACB), sobre todo en los dos primeros en los que el equipo tuvo lesiones muy importantes.

En el partido definitivo de estos cuartos de final salió mucho más enchufado el Valencia a pista, pese a que el Unicaja trató de despistar con una defensa en zona de salida. Pero el conjunto local tenía muy claro cómo atacar y buscaba una y otra vez la posición de Shermadini. De ahí llegaron las primeras ventajas claras, con un 9-2, con siete puntos de Mike Tobey, mucho más móvil que el pívot del Unicaja. Además en ataque el conjunto malagueño cometía tres pérdidas de balón en los primeros tres minutos que dieron más confianza al Valencia.

Había mucha tensión en la pista y no tardaron los árbitros en señalarle una técnica a Luis Casimiro por protestar. El Valencia seguía con un gran nivel de acierto desde el triple, ya que movía bien el balón y encontraba tiros sin oposición. Cuando no era Vives era Van Rossom el que acertaba (5 de 7 en triples el primer cuarto) y el Valencia mandaba por 15 puntos (25-10)

En el segundo cuarto el Unicaja mejoró en defensa, salió más agresivo y provocó tres pérdidas casi seguidas en el Valencia. Eso le hizo tener más claridad en ataque, con triples de Díaz y Suárez. Pero el conjunto de Ponsarnau seguía teniendo muchos espacios exteriores y Vives los aprovechaba con dos triples seguidos. Por dentro, Tobey se mostraba dominante y el conjunto local mantenía la ventaja. Aún así, con más acierto exterior y algunos rebotes importantes, el Unicaja logró ganar el cuarto y reducir la ventaja al descanso (42-31). El primer tiempo terminó además con un amago de tangana entre Díez y Diot que los colegiados penalizaron con técnica para ambos jugadores.

Tenía que meterse el Unicaja en el partido cuanto antes y dos chispazos de Milosavljevic en forma del triple acercaron al cuadro malagueño a 8 puntos. Pero el Valencia seguía teniendo paciencia, encontrando los espacios tras bloqueo y anotando con regularidad. Los minutos finales del tercer cuarto fueron los mejores para el Unicaja, que logró meterle el balón a Shermadini con Suárez repartiendo juego y el conjunto malagueño se puso a 4. Al último cuarto se llegó con 58-51 para el Valencia.

Era el momento de ir a por el partido, de echar el resto para tratar de tomar el mando. Lo hizo el cuadro malagueño con un triple de Roberts, pero sobre todo buscando con insistencia a Shermadini, que le devolvía ahora los puntos a Tobey. Un triple de Waczynski le dio la primera ventaja del partido al Unicaja (60-61), aunque aún quedaba mucho. Era el momento de hincarle el diente al Valencia, pero el equipo local respondió con dos buenas acciones, una canasta de Dubljevic y un matazo de Abalde sobre Suárez que levantó a la grada. Después llegaron los dos triples de Labeyrie y un final de infarto que se llevó el Valencia (79-76)