Dragan Milosavljevic: «El año pasado fue muy duro para mí»

Dragan Milosavljevic posa sonriente durante una sesión de fotos para la Eurocup./Unicaja B. Fotopress
Dragan Milosavljevic posa sonriente durante una sesión de fotos para la Eurocup. / Unicaja B. Fotopress

El alero ha adquirido un rol protagonista en el Unicaja con Casimiro y su rendimiento se ha multiplicado

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

La vida le ha dado un vuelco a Dragan Milosavljevic. El serbio, que no brilló en su primera campaña en el Unicaja, se ha convertido en una pieza fundamental en los esquemas de Luis Casimiro y su rendimiento se ha multiplicado. El alero habla para SUR de las dificultades que vivió en el pasado, de la ayuda que le prestó Nedovic y de la clave de los buenos resultados que está cosechando el equipo.

Parece que las cosas le van muy bien esta temporada. El equipo gana, está jugando y todo parece que funciona...

–Todo va muy bien, es evidente. El equipo parece bueno. Estamos jugando verdaderamente como un equipo porque tenemos varios jugadores con capacidad para anotar, nos pasamos bien el balón y esto es el resultado de un buen trabajo. Creo que todavía podemos dar un paso adelante en defensa y que eso nos hará mejores todavía. Pues sí, las cosas van bien porque, además, la vida aquí en Málaga es fantástica y porque creo que tenemos buena química en el equipo dentro y fuera de la pista.

Mucha gente le estaba esperando. El año pasado no fue fácil para usted, pero ahora está con mucha confianza y, además, tiene el respaldo del entrenador.

–Ahora es todo distinto. Tenemos un entrenador nuevo que quiere que haga cosas diferentes y esto me hace encajar mejor en el equipo. Me está dando minutos y él está ampliando mi rol dentro del equipo. Estoy intentado cumplir y ayudar al equipo al máximo, como todos, y las cosas van mejor y mejor. Esto me está dando una gran confianza y me hace estar feliz, pero hay que seguir.

Además de usted, otros jugadores que continúan de la temporada pasada también han mejorado, como Waczynski o Shermadini. ¿Tantas cosas ha cambiado Luis Casimiro?

–El sistema es un poco diferente, también algunas reglas, y creo que esto nos hace jugar un baloncesto diferente. Pienso que tenemos un poco más de libertad para decidir en ataque, pero también es evidente que con Plaza nuestra defensa era más dura. Ahora tenemos cierta tranquilidad en defensa porque hay un abanico grande de jugadores con capacidad para destacar en ataque. A pesar de esto, también hemos demostrado ser un equipo capaz de adaptarnos a las situaciones si encontramos un oponente duro que nos crea problemas para anotar. Si hay que rebotear, defender y correr, lo hacemos. Esto es algo importante.

Ha mencionado a Plaza y ha hecho referencias al año pasado. Le haré sólo una pregunta sobre la campaña anterior. ¿Cuál fue el momento más complicado para usted?

–Quizá en la Copa del Rey, porque no jugué. A pesar de esto, traté siempre de ser positivo para ayudar al equipo y no transmitirle esa negatividad que sentía. Cuando no jugaba, me entrenaba más duro para seguir en forma y esperar mi oportunidad. El año pasado fue muy duro para mí, hubo varios momentos complicados y no quería convertirme en un elemento que incomodase, pero hubo un montón de partidos en los que esperaba jugar y o lo hacía poco o no jugaba... Pero la estructura del equipo era la que era y no podías enfadarte con nadie. Me mantuve centrado para esperar mi turno. Ahora estoy viendo que el trabajo serio y duro trae sus recompensas. Cuando no jugué en la Copa contra el Madrid fue un momento duro, no sé si el peor, pero ahora no pienso en el pasado, de verdad.

«Tenemos un entrenador nuevo que quiere que haga cosas diferentes y eso me hace encajar mejor en el equipo» situación personal

«Cuando no jugué en la Copa contra el Real Madrid fue un momento duro, no sé si el peor» el pasado

–¿Cuánto le ayudó Nedovic a superar aquello y a seguir a flote? ¿Lo echa de menos?

–Más que amigos somos hermanos. La temporada pasada me ayudó muchísimo dentro y fuera de la pista. 'Nedo' es un chico estupendo. Ya lo conocía de la selección, pero aquí fue una persona muy importante para mí. Me alegré de esa gran progresión que demostró y de que las cosas le vayan tan bien. Creo que es un jugador que merece estar en la NBA por el talento que tiene, aunque no tuvo suerte cuando estuvo allí, pero creo que puede volver a intentarlo. Verlo jugar al nivel que lo hizo fue increíble, pero es mejor todavía fuera de la pista como persona.

Centrándonos en el presente, los aficionados están encantados con el nivel del equipo, pero la pregunta que todo el mundo se hace es hasta cuándo podrán aguantar así.

–Será difícil porque es difícil mantener un ritmo así. Llegarán los habituales altibajos de todas las temporadas, pero cuando eso ocurra será importante que demostremos carácter y que sepamos mantenernos unidos. Tenemos gente buena, con actitud y talento, así que cuando lleguen los momentos difíciles, tendremos que estar unidos. Si hacemos esto, saldremos reforzados. Creo que este equipo puede hacer cosas bonitas. Ahora sólo hay que pensar en el siguiente entrenamiento, en el siguiente día y en el siguiente partido. Ese debe ser nuestro camino porque en el deporte profesional si piensas en el pasado o en el futuro, descuidas el presente.

Perfecto, déjenos a los demás pensar en el futuro. Regresar a la Euroliga es el gran objetivo, ¿es algo de lo que hablan en el vestuario?

–En absoluto. Mire, el ambiente y el momento por el que atraviesa el equipo es tan bueno que no pensamos en nada que no sea lo que estamos viviendo ahora. Si seguimos así, quién sabe si llegará algún título. Quizá regresemos a la Euroliga, pero eso forma parte del futuro, queda demasiado lejos para nosotros.

«Cuando lleguen los altibajos será importante mostrar carácter y permanecer unidos» buen momento

Es uno de los jugadores veteranos del equipo junto a Suárez, Roberts o Waczynski. ¿Se siente con más responsabilidad? Usted fue capitán en el Partizán. ¿Tiene un rol parecido?

–Lo primero, le doy gracias a Dios por tener a Suárez con nosotros (risas). Mire, algunos días me veo como si tuviese 24 años, pero tengo 29, ¿sabe?. No tengo el rol que tenía en el Partizán, el equipo de mi ciudad, mi equipo... Pero aquí estoy feliz. Me siento como en casa. Esto es como una gran familia, en la que el club, los técnicos y la gente que hay alrededor siempre te ayudan. Es por esto que da igual si eres serbio, americano, canadiense, francés o polaco; aquí te sientes en tu hogar.

 

Fotos

Vídeos