El Unicaja es ahora sexto empatado con el cuarto

Waczynski bota presionado por Oliver durante el partido del sábado. /LOF
Waczynski bota presionado por Oliver durante el partido del sábado. / LOF

El Joventut se cuela entre los cabezas de serie con el mismo balance que el Valencia y el equipo cajista (14-9)

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El Unicaja cerró la vigésima tercera jornada de la Liga Endesa en sexta posición con el mismo balance (14-9) que el Joventut (cuarto) y el Valencia (quinto). La derrota del equipo malagueño ante el Gran Canaria le complica la situación clasificatoria, en un fin de semana en el que podría haberse consolidado entre los cuatro primeros. Ahora el Joventut, un conjunto claramente al alza –que ganó al Obradoiro por 77-84–, se cuela entre los cabezas de serie y se vio favorecido además por la derrota del Valencia en la pista del Fuenlabrada. Al menos, dos de los perseguidores del Unicaja, el Manresa (13-10) y el Tenerife (12-11), no ganaron y eso le da todavía una victoria de ventaja al cuadro cajista. El equipo catalán fue vapuleado por el Real Madrid (91-57), mientras que el equipo canario perdió con claridad en la pista del Baskonia (85-68). Eso sí, la renta sobre el noveno, ahora el Andorra, es todavía grande, de tres victorias. Sin embargo, conviene hilar fino, pues el tramo final de la temporada aumentará la exigencia de todos los rivales y no habrá enemigo pequeño.

Cara a la próxima jornada, el Unicaja tiene una buena oportunidad para romper ese triple empate con el Joventut y el Valencia, que se enfrentan el domingo (19.30 horas), siempre eso sí que saque adelante su compromiso ante el Obradoiro, también el domingo, a las 17.00. La jornada se cierra con una nueva edición del 'clásico' entre el Real Madrid y el Barça (19.30).