LA EUROLIGA, MÁS LEJOS

MARTÍN URBANO

En este deporte, que tiene la emoción en su ADN, todo se decide siempre en partidos definitivos. Hasta tal punto que la fase regular de la competición sólo sirve para entrar en las eliminatorias finales y alcanzar alguna ventaja en ella. El Unicaja entró en la Copa y también en los 'play-off' de la Eurocup, pero sin ningún privilegio, ha caído a las primeras de cambio en ambas competiciones. Ahora, después de tantos años en la Euroliga, la afición malagueña sigue añorando la presencia de su equipo en la máxima competición continental y al Unicaja sólo le queda una vía para acceder a ella, precisamente la más complicada. Sin embargo, el cuadro malagueño ha demostrado, con el equipo completo en el primer tramo del campeonato, que tiene la capacidades necesarias para imponerse a cualquiera, situarse entre los mejores de la Liga Endesa y volver a la Euroliga. A estas alturas, cuando el factor sorpresa de las primeras semanas de competición ha desaparecido, la duda es saber si el equipo volverá a recuperar su mejor cara cuando vuelvan Alberto Díaz y Jaime Fernández, cuyo retorno, por lo visto en esta eliminatoria, parece cada vez más necesario.

Anoche, desde el principio se podía percibir que algo había cambiado y mucho en el Unicaja, ya que, con la inclusión de Suárez, Luis Casimiro dispuso el mejor quinteto defensivo posible. Aunque el cuadro malagueño tiró demasiados triples, su ventaja al descanso la basó en los tiros más cercanos al aro, en los que Lessort ejerció de líder indiscutible, ya que la aparición en el partido de Shermadini no fue precisamente afortunada.

Tras el descanso, otra vez con los mejores defensores, el Unicaja adquirió una ventaja que parecía definitiva, porque Shermadini también respondió. Lamentablemente, cuando Boatright y Wiltjer aparecieron para dar descanso a sus compañeros, el Unicaja perdió su ventaja y los locales entraron otra vez en el partido. Pero aún quedaba la última de Aito, el técnico local situó a los suyos en una zona 2-3, el ataque malagueño quedó atascado y sus escasos 11 puntos en el cuarto definitivo acabaron sacándolo de la competición