El Unicaja exhibe su mentalidad ganadora en la Eurocup

Suárez se escapa de la defensa de Kaimakoglou durante la segunda parte del encuentro de anoche ante el Unics. /Salvador Salas
Suárez se escapa de la defensa de Kaimakoglou durante la segunda parte del encuentro de anoche ante el Unics. / Salvador Salas

Se repuso a un mal comienzo, forzó la prorroga y decidió en un final de infarto ante el Unics Kazan (82-80)

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El Unicaja superó el gran examen. Se esperaba el partido de anoche como una prueba de fuego para calibrar el potencial del equipo para competir ante rivales de gran entidad en Europa. Sacó nota el conjunto que dirige Luis Casimiro que exhibió una mentalidad ganadora para superar a uno de los grandes favoritos para lograr esta Eurocup, el Unics (82-80). Lo hizo reponiéndose a un mal comienzo, a sus problemas en el rebote y a un mal arbitraje. Demostró coraje el Unicaja, pero también un buen baloncesto y tuvo, una noche más, a un gran Jaime Fernández. Ya no es una sorpresa el buen rendimiento del madrileño. Sus 23 puntos y 7 asistencias fueron vitales, como también cómo gestionó el final de partido Roberts o el gran trabajo defensivo de Lessort o Suárez.

El gran despliegue físico del Unics desde el salto inicial condicionó por completo el primer cuarto. Conviene apuntar que el quinteto inicial del conjunto ruso estaba formado en su totalidad por jugadores estadounidenses. La puesta en escena del rival cogió al Unicaja con el paso cambiado con un 0-10 de salida. La dinámica no cambió hasta la entrada de Fernández y Suárez. Con el primero, se dinamizó el ataque y se buscó con más insistencia a los pívots; el segundo se encargó de elevar el nivel defensivo del equipo. Milosavljevic logró otro triple (6-10) y a partir de ahí llegó un parcial de 10-6 que le permitió igualar el choque al final del primer cuarto, cerrado precisamente con otro triple del serbio.

Más

Desde este momento, el choque se movió en las distancias cortas. Aunque el Unicaja culminó su remontada por medio de Jaime Fernández (21-19), al conjunto que dirige Casimiro le penalizó su fragilidad en el rebote defensivo. En varias acciones el Unics logró cazar tres y hasta cuatro rechaces y con esas segundas oportunidades no tuvo problemas para mantenerse en el partido, con Ndour haciendo mucho daño en debajo de la canasta malagueña. A pesar de conceder nueve rebotes a su rival, el Unicaja llegó por delante al descanso después de un triple de Suárez (36-33).

Tres minutos estuvieron sin anotar un solo punto en el arranque de la segunda parte. El Unicaja ahora no encontraba el recurso del lanzamiento exterior. Trató de meter balones a Lessort, pero tampoco esto fue demasiado rentable por sus fallos en los tiros libres. El Unics, por contra, sí tuvo un hombre que entendió cómo jugar estos minutos: Pierria Henry. Sus puntos y asistencias permitieron al cuadro ruso estirarse en el marcador (43-49, min. 28). Después de un mal tercer cuarto y algunas decisiones arbitrales cuestionables, el Unicaja se puede decir que salvó los muebles gracias a Shermadini (48-52).

Balones a Jaime

El juego no era brillante, pero sí intenso. Era evidente que los dos equipos sabían de la importancia del choque. En el último asalto, el Unics dio primero. Dos despistes defensivos del Unicaja le permitieron situarse 50-57 a siete del final. Casimiro tuvo que parar el partido. La orden fue clara: el balón era de Jaime Fernández. El madrileño despertó al Unicaja en sólo unos segundos anotó una bandeja, robó un balón y anotó un triple (55-59). El nivel físico del partido se disparó a medida que se acercaba el final, también el malestar del público con los árbitros, que empeoraron su actuación con errores que también perjudicaron al equipo ruso. Los últimos minutos fueron un mano a mano entre Fernández y Henry con continuas demostraciones de talento por parte de ambos. A falta de ocho segundos el Unicaja perdía 68-70 y Lessort estaba en la línea de personal. El francés, que no había metido dos tiros libres seguidos en todo el partido, no falló esta vez y una buena defensa final permitió forzar la prórroga.

En el tiempo extra aparecieron nuevos actores, especialmente en el bando malagueño, como Roberts, que con ocho puntos seguidos puso a su equipo 80-75 a falta de 1:45. Al Unics se le acabaron los recursos ante la gran defensa del Unicaja, y a pesar de esto tuvo un último lanzamiento para haber ganado después de que Henry tirase a fallar un tiro libre con 82-80. Increíble final a un gran partido.

82 Unicaja

Roberts (14), Salin (2), Díez (-), Wiltjer (1), Lessort (7) -cinco inicial- Suárez (9), Shermadini (10), Milosavljevic (8), Jaime Fernández (23) y Waczynski (8).

80 Unics Kazan

Lockett (18), Henry (21), Smith (10), Morgan (6), Ndour (14)- cinco inicial-, McCollum (3), Ponkrashov (4), Klimenko (2), Kolesnikov (-), Ejim (1) y Kaimakoglou (1).

parciales.
16-16; 20-17; 12-29; 22-18 y 12-10.
árbitros.
Mantila (FIN), Balak (ISR) y Racys (SUE). Eliminados: Morgan y Ndour, minuto 36.
cancha.
Partido del grupo D de la Eurocopa disputado en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena ante 5.924 espectadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos