Francis Alonso se lleva el duelo malagueño de la NCAA con una exhibición

Francis Alonso se lleva el duelo malagueño de la NCAA con una exhibición

El escolta de Greensboro clasifica a su equipo para semifinales con 31 puntos, frente a los 16 puntos y 12 rebotes de Rubén Guerrero

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Solo podía seguir adelante uno y los dos malagueños que se midieron ayer en los cuartos de final de la Southern Conference de la División 1 de la NCAA, la liga universitaria norteamericana, dieron lo máximo para tratar de ayudar a sus equipos. Francis Alonso (Universidad de Greensboro) y Rubén Guerrero (Universidad de Samford) son amigos, excompañeros de la cantera del Unicaja y dos jugadores que viven sus últimos partidos antes de dar el salto al baloncesto profesional. Se llevó el duelo Alonso, su equipo ganó por 77-70 y Greensboro jugará las semifinales para tratar de volver a jugar el 'March Madness', el torneo que reúne a las mejores universidades del país.

El escolta malagueño se exhibió para liderar a su equipo, con 31 puntos, 20 de ellos en la segunda parte y algunos triples estratosféricos que ratifican su condición de 'cañonero', con una amenaza permanente desde el triple (4 de 9 desde la larga distancia). El marbellí Rubén Guerrero también tuvo protagonismo con Samford y como referencia interior hizo 16 puntos (solo un fallo en tiros de dos) y 12 rebotes. El conjunto de Guerrero estuvo cerca de dar la sorpresa ante Greensboro, el favorito, pero en la segunda parte no pudieron aguantar el ritmo anotador de su rival.

La derrota de Samford pone punto y final a la temporada de Guerrero, apodado 'El Gigante' en su universidad. El marbellí, tras un año parado por sanción tras su cambio de universidad, regresó esta temporada a las pistas y lo ha hecho con gran efectividad. Jugador muy grande (2,13 de altura), gran envergadura y potente físicamente, puede aportar tapones, rebotes y pelea bajo el aro. Como Alonso, está en el radar del Unicaja, que tiene derecho preferencial si los jugadores deciden regresar a España. Habrá que esperar para el verano para ver si el club de Los Guindos apuesta por esta pareja de malagueños, que tienen que demostrar que están preparados para jugar como profesionales en la Liga Endesa, mucho más exigente que el torneo universitario.