Francis Alonso, segundo malagueño en probar con una franquicia de la NBA

Francis Alonso bota el balón en un encuentro de la gira que realizó con Greensboro por España. /FERNANDO TORRES
Francis Alonso bota el balón en un encuentro de la gira que realizó con Greensboro por España. / FERNANDO TORRES

El escolta, cuyos derechos en España pertenecen al Unicaja, realizará un entrenamiento privado el próximo día 21 con los Charlotte Hornets

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

En junio de 2012, Carlos Cabezas hizo historia al convertirse en el primer jugador malagueño que probaba con un equipo de la NBA. Tenía 31 años y acababa de finalizar la temporada con el Zaragoza y quería probar el sueño americano. El base tenía concertados dos entrenamientos con los Memphis Grizzlies y los New York Knicks, pero luego acabó firmando con el Baskonia para jugar la Euroliga. Había que intentarlo y Cabezas, que todavía sigue en activo, lo intentó. El próximo día 21, el nombre de un jugador malagueño volverá a estar vinculado con un equipo de la mejor Liga del Mundo. Francis Alonsoha sido invitado por los Charlotte Hornets para realizar un entrenamiento privado. Será el primer contacto del escolta con la NBA después de una brillante trayectoria en la Liga universitaria estadounidense (NCAA) con Greensboro.

Alonso ha hecho ruido al otro lado del Atlántico. Finalizó su ciclo universitario como uno de los mejores tiradores de toda la competición y ha demostrado algo muy importante en el mundo del baloncesto: tener puntos en las manos. Con 23 años, el jugador formado en la cantera del Unicaja quiere apurar al máximo sus opciones en Estados Unidos y se está preparando a conciencia. Antes de que se graduase en la universidad, se estuvo entrenando en la prestigiosa Academia P3, una de las más importantes del país y a la que acuden profesionales del baloncesto, béisbol, fútbol americano y otros deportes. El objetivo de este plan de trabajo específico era detectar los aspectos de su físico a mejorar, trabajar la técnica individual y estar preparado para lo que se demanda en los entrenamientos privados de la NBA. Alonso ha hecho trabajo físico por las mañanas y por las tardes realizó técnica individual y tiro en sesiones en las que contó con la supervisión del exjugador Alex Acker, entre otros. Tras unos días de descanso, el malagueño retoma hoy el trabajo en esta academia, pero ya con un objetivo claro, esa cita con los Charlotte Hornets del día 21.

¿Cuáles son sus opciones en la NBA? Pues pocas. No conviene engañarse. El nivel que se demanda es máximo y la competencia todavía mayor. Pero Alonso, campeón de Europa sub-20 con España, es un muy buen tirador y en la NBA es frecuente que los equipos demanden especialistas. Es una de sus grandes bazas. Los Hornets conocen perfectamente a Alonso, pues tienen su sede en Charlotte (Carolina del Norte), a unos cien kilómetros de Greensboro, donde Alonso ha jugado las últimas cuatro temporadas, por lo que sus ojeadores lo han visto jugar muchas veces en directo.

El dueño de los Hornets es el mítico Michael Jordan, y se trata de una franquicia con una larga tradición de jugadores europeos. En la actualidad cuenta con tres en su plantilla, el español Willy Hernangómez, además de los franceses, Tony Parker y Nicolás Batum.

El Unicaja, pendiente

Hay que recordar que hace un par de meses, el Unicaja renovó su opción preferencial sobre Alonso con una oferta en firme en la Liga Endesa, para así asegurarse el derecho de tanteo en caso de que reciba una oferta de otro club de la ACB. Además, lo ha invitado a participar en los entrenamientos de pretemporada, a él y a Rubén Guerrero, que también ha finalizado su etapa en Estados Unidos. A ambos quiere verlos de cerca para tomar una decisión sobre si los incluye en la primera plantilla o toma otra decisión, por ejemplo, cederlos para que se adapten al nivel de la ACB.

Pero como se ha explicado, Alonso, que también está en el radar de otras franquicias de la NBA para nuevos entrenamientos privados, quiere apurar sus opciones en Estados Unidos, así que en caso de que vuelva a España, lo hará muy entrado el verano. La siguiente cita de su agenda es el NBA Global Camp de Mónaco del 30 de mayo al 2 de junio, donde estarán los mejores jugadores jóvenes europeos, además de una legión de ojeadores de la NBA y los directores deportivos de la mayoría de clubes europeos, y luego llegará el Draft de la NBA, pues es autoelegible al haber acabado su ciclo en la liga universitaria. Y, por último, quizá la Liga de Verano de la NBA, del 5 al 15 de julio, a la que podría ser invitado dependiendo de lo que ocurra en esas semanas de entrenamientos privados que tiene por delante. Según lo que ocurra en estas citas y de las ofertas ya en firme que reciba, Alonso y su entorno tomarán una decisión sobre su futuro.