Un peldaño más en la escalera de Gerun

Gerun, en la pista central del Carpena /Migue Fernández
Gerun, en la pista central del Carpena / Migue Fernández

El pívot ucraniano, que en dos años ha pasado de jugar en LEB a fichar por un equipo de Eurocup, se muestra muy convencido de poder hacer un buen papel en Málaga

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Volodymyr Gerun fue uno de los hombres destacados de la pasada temporada en la Liga Endesa (15.4 de valoración en el Breogán de Lugo, que descendió). Su nombre no era muy conocido por el gran público, pero el ucraniano de 25 años ya llevaba varios años curtiéndose en las competiciones FEB del baloncesto español con la meta de llegar a la ACB.

Su buena temporada en Galicia le puso en el radar del Unicaja, que le ha hecho un contrato de dos años más un tercero opcional. El pívot de 25 años va a pasar en un par de temporadas de jugar en LEB Oro a fichar por un equipo de Eurocup. En Málaga debutará en la competición europea y también en una Copa del Rey, que esta temporada se disputa en Málaga. Ayer, en su presentación oficial, el jugador hablaba de esa rápida evolución de su juego en los últimos años y se mostraba convencido de sus posibilidades de hacerlo bien en el Unicaja: «Siempre he pensado que puedo jugar al máximo nivel. Es una cuestión de tiempo. Creo en el trabajo duro, la paciencia y en seguir progresando. Estoy muy agradecido por estar aquí, pero no es una sorpresa para mí. Sabía que podía jugar al más alto nivel y continuar mi progresión», aseguró.

La carrera de Gerun hasta ahora ha sido una escalera en la que prácticamente cada año ha ido subiendo un peldaño más. Tras empezar a jugar al baloncesto en Ucrania, con 17 años se marchó a España para formarse en la Canarias Basketball Academy, una institución creada hace más de una década por Rob Orellana, un antiguo técnico ayudante en la NCAA y por la que pasan muchos jugadores que quieren dar el salto al baloncesto universitario. Volvió a jugar un año en el Dnipro de su país y después inició su etapa universitaria en Estados Unidos, jugando en West Virginia y en los Pilots de Portland.

Tras no salir elegido en el draft de 2015, su primera experiencia profesional le trajo de nuevo a España, al Viten Getafe de LEB Plata. Un proyecto modestísimo en el que duró menos de un mes, ya que le fichó el Força Lleida, de LEB Oro. Después llegaron el Calzados Robusta Clavijo y el Barça B, ambos en la segunda competición nacional, hasta que el verano pasado tuvo una oferta del Breogán para debutar en la ACB. «Ir al Breogán fue una buena elección, sabía que no tenían un gran presupuesto y que iba a costar mantener la categoría, pero era un buen lugar para mí, para tener minutos y progresar», explicó ayer el jugador, que coincidió en Lugo con Sergi Vidal o Romaric Belemene.

Fotos: Migue Fernández

Con la mente en la Euroliga

«Fue una decisión fácil porque todo aquí está construido para el próximo paso en la progresión de mi carrera», dijo el ucraniano, que solo piensa en seguir dando pasos. También admitió que el Unicaja fue el mejor equipo que le había presentado una oferta este verano. En cuanto a los objetivos del grupo, Gerun consideró que tienen que jugar por «situar al equipo en la Euroliga el próximo año y seguir allí. El máximo objetivo del Unicaja es ganar cada competición en la que participemos».

Para el director deportivo del club, Manolo Rubia, Gerun aportará movilidad a los puestos interiores del equipo: «Su gran virtud es su gran movilidad, aporta puntos en ataque, rebotes ofensivos, defensivamente puede estar con jugadores exteriores y ha ido evolucionado cada año», aseguró. Por supuesto, uno de los aspectos que más llamó la atención del club malagueño fue la capacidad para rebotear de Gerun, que sabe aprovechar muy bien la energía de su juego y sus 2,08 de altura. La pasada campaña cogió 6,6 rebotes por partido, 3,39 ofensivos, la mejor media de toda la ACB. «Pude rebotear mucho la temporada pasada, pero siempre estoy intentando hacer lo que el equipo necesite. Sé que una de las principales razones para venir aquí es el rebote, y quiero continuar haciéndolo bien», argumentó.