El Unicaja también gana desde la defensa

Una jugada del encuentro. /Ñito Salas
Una jugada del encuentro. / Ñito Salas

Se sobrepone a una mala primera parte y acaba arrollando al Zaragoza (98-82)

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El Unicaja también sabe defender. Ayer ante el Zaragoza acalló las voces críticas que lo tachaban de equipo blando y débil en este apartado. Se remangó en la segunda parte para acabar pasando por encima de un rival que lo tuvo contra las cuerdas la mitad del partido (98-82). Si al gran juego ofensivo que ya ha demostrado, el conjunto que dirige Luis Casimiro es capaz de añadir esta capacidad de sacrificio que exhibió ante el Zaragoza, su límite es difícil de adivinar a estas alturas de la temporada. Anoche lo consiguió sólo durante 20 minutos en los que acabó bordando al baloncesto para deleite de sus aficionados, que además celebraron el histórico estreno de Pablo Sánchez, el más joven de la historia en debutar con el Unicaja.

La puesta en escena del Unicaja fue pésima y el Zaragoza, con un juego muy ordenado no tardó en colocarse 5-10 a los cinco minutos. Los errores defensivos, una circulación lenta y la ausencia de ese juego con alternativas entre el protagonismo de sus pívots y los triples fueron la cause del mal arranque. Casimiro paró el partido, pero también fue recomponiendo el equipo poco a poco por una apuesta más defensiva. A los siete minutos ya no quedaba ni un solo integrante del cinco inicial. Con Jaime Fernández en la pista, el equipo malagueño jugó mejor, al menos tuvo más ritmo y se acercó en el marcador, 14-18, pero siguió dando facilidades en defensa. La segunda falta del escolta madrileño condicionó la recuperación, aunque lo que tuvo una incidencia clara en el marcador fue el 2/10 en los triples (16-22).

El encuentro tenía un ritmo tedioso al que el Unicaja no terminaba de adaptarse, más acostumbrado a ataques rápidos y a un juego más directo. La situación de Fernández obligó a que Waczynski jugase de dos y respondió bien, de hecho fue el mejor de su equipo en la primera mitad con 11 puntos. Pero los errores atrás continuaban y el Zaragoza se situó 21-31 con un par de canastas fáciles con ataques bien conducidos por McCalebb. Casimiro volvió a parar el partido y abroncó a sus jugadores.

Más

«O nos ponemos a trabajar ahora o no quiero llorar después del partido», gritó a sus jugadores en el tiempo muerto, tal y como captaron las cámaras de televisión. Lo cierto es que el técnico no paró de rotar a sus jugadores tratando de dar con el quinteto defensivo ideal. Sus palabras tuvieron efecto y el Unicaja mejoró algo en defensa, que no demasiado, como además logró tres triples t, el último de Fernández que equilibró el encuentro al descanso (42-44), todo iba mejor.

La reacción

No hizo falta esperar mucho para comprobar que algo había cambiado en el juego del equipo malagueño. Las dos primeras canastas de la segunda parte fueron un gancho de Shermadini y un triple de Waczynski. El Unicaja se ponía por primera vez por delante en todo el partido (47-46). Alternando balones dentro fuera y, además haciéndolo con acierto, todo era más fácil. Pero lo más importante estuvo en la defensa. El equipo se remangó de verdad y frenó en seco a su rival que cada vez tenía más problemas para anotar. Shermadini fue el brazo ejecutor del Unicaja. Transformaba en canasta todos los balones que recibía, y en defensa también dominaba. Ahora todo estaba en su sitio y la renta malagueña no paraba de crecer hasta el 70-58 con el que se cerró el tercer cuarto.

Tan bien marchaban las cosas, que para dar descanso a Jaime Fernández, Casimiro hizo debutar a Pablo Sánchez, el jugador más joven en debutar con el Unicaja en la historia con 16 años y 9 días.

El choque parecía encarrilado, pero se relajó demasiado el cuadro cajista encajando un parcial de 2-9 y volvieron los nervios. No llegó la sangre al río porque Casimiro volvió a reordenar a los suyos. Los triples de Milosavljevic, ahora muy acertado, y Salin devolvieron una ventaja que ya parecía definitiva (80-67). De ahí al final, el Unicaja fue una apisonadora, con Lessort dando susto en cada mate y lanzando el contragolpe fruto de su buena defensa. El público acabó pasándoselo en grande después de un partido complicado.

98 Unicaja

Salin (10), Díez (0), Roberts (8), Lessort (13) y Wiltjer (15) -cinco inicial)- Okouo (-), Fernández (9), Milosavljevic (), Sánchez (), Shermadini (13), Waczynski (15) y Suárez (10).

82 Tecnyconta Zaragoza

McCalebb (11), Barreiro (15), Seibutis (17), Radovic (13), Vázquez (2), -cinco inicial- Justiz (6), Martín (4), Berhanemeskel (7), Santana, (7), Alocén (-) y Martí (0).

parciales.
17-22, 25-22, 28-14 y 28-24.
árbitros.
Cortés, Bultó y Merino. Eliminaron por faltas a los visitantes Javier Justiz y Nemanja Radovic.
Cancha.
Partido correspondiente a la jornada 6 de Liga Endesa disputado en el José María Martín Carpena de Málaga ante 7750 espectadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos