Un impulso en el momento justo

Jaime Fernández lanza el triple ganador ante el Madrid. /Germán Pozo
Jaime Fernández lanza el triple ganador ante el Madrid. / Germán Pozo

El triunfo ante el Madrid supone una inyección de energía para el Unicaja a las puertas de la Copa del Rey

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El martes de la próxima semana el Unicaja estará preparando el duelo de los cuartos de final de la Copa del Rey ante el Iberostar Tenerife. Lo hará con mejor cara, con más energía y también con más confianza después del importante triunfo del domingo ante el Real Madrid y por cómo lo consiguió.

Se sobrepuso el conjunto malagueño a una desventaja de 21 puntos para acabar ganando a la prórroga en uno de los mejores encuentros que se han visto en los últimos meses. Lo hizo en un Carpena abarrotado y que vivió un sensacional ambiente.

Sale indiscutiblemente reforzado el Unicaja de uno de los partidos más complicados y lo hace con un chute de energía positiva para afrontar el siguiente gran desafío que tiene por delante, la Copa del Rey. Es cierto que antes tendrá dos compromisos más, el de esta tarde en Belgrado frente al Estrella Roja (18.45 horas) y el del sábado ante un crecido Manresa que ocupa puestos de 'play-off' y que se quedó precisamente a las puertas de la Copa.

El revitalizador triunfo ante el Madrid ha llegado justo en un momento clave de la temporada. El equipo malagueño había perdido tres de sus seis últimos encuentros como local (Baskonia, Tenerife y Valencia) y andaba con dudas en su juego por la ausencia de jugadores claves como Suárez o Díaz, pero también por la falta de respuesta de algunas piezas que no han dado el paso adelante esperado como Waczynski o Wiltjer.

El partido frente al Madrid, además de impulso anímico que supuso ganarle a uno de los favoritos al título, también sirvió para confirmar el regreso de Jaime Fernández a su mejor versión. Estos días el madrileño acapara elogios. El 'Rey del Carpena' lo apodaba ayer la Liga Endesa, ensalzando su acción decisiva, que culminó un partido memorable en el que anotó 27 puntos y repartió 9 asistencias. Ya en los últimos partidos se apreciaba una notable mejoría, de hecho venía de ser el mejor en la derrota frente al Valencia (20 puntos y 6 asistencias). Con Fernández a este nivel el Unicaja es otro equipo; mucho mejor equipo.

Junto a él, el que más reforzado sale a nivel individual del choque del sábado es Dragan Milosavljevic. El serbio llegó con fama de jugador total; y lo es, pero no termina de encontrarse en ataque, a pesar de su enorme disciplina de trabajo diaria. A pesar de esto, es clave en los esquemas de Casimiro y es el tercer jugador que más veces fue titular esta temporada. Su antológica defensa a Campazzo y, esta vez sí, acciones decisivas en ataque van a reforzar su confianza y rol dentro del equipo.

El partido ante el Madrid puede marcar un antes y un después en la temporada del Unicaja, por la consolidación de la mentalidad en el grupo de que realmente hay capacidad para competir. Ya lo demostró en el primer tramo de la temporada, pero desde mediados de diciembre su juego ha generado dudas. La inminente reincorporación de Suárez reforzará esta sensación a las puertas de la Copa.

 

Fotos

Vídeos