La incógnita europea del Unicaja se resuelve hoy

Will Thomas presiona a Kyle Wiltjer en un Valencia-Unicaja en la Eurocup./OPTA
Will Thomas presiona a Kyle Wiltjer en un Valencia-Unicaja en la Eurocup. / OPTA

El equipo confía en que el Alba Berlín sorprenda al Valencia en la final de la Eurocup

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El Unicaja sabrá esta noche si la próxima temporada juega la Eurocup o si de aquí al final de la Liga puede pelear por regresar a la Euroliga. A las 20.30 horas arrancará el tercer y definitivo encuentro de la final de la Eurocup entre el Valencia y el Alba Berlín. La victoria, o lo que es lo mismo, el título del equipo alemán permitiría que la Liga ACB siga ofertando una plaza para la próxima edición de la Euroliga. Si el Valencia es el que levanta el trofeo de campeón, se unirá al Real Madrid, Baskonia y Barcelona como cuarto representante en el principal torneo europeo de clubes. Las normas de la Euroliga establecen en cuatro el tope de equipos de un mismo país, así que el Unicaja perdería cualquier aspiración futura de regresar al torneo.

El Valencia es el favorito al título por el hecho de jugar en su cancha, pero el triunfo del Alba Berlín en el segundo partido de la final disputado el viernes en la capital alemana ha provocado que sobre el club naranja sobrevuele el batacazo sufrido en 2017 frente al Unicaja. Entonces, el Valencia ganó el primer partido, pero perdió en Málaga y luego se hundió en ese tercer y definitivo duelo un último cuarto ya histórico posibilitó el título del equipo malagueño.

Hasta esa derrota en Berlín, el Valencia había ganado 15 partidos seguidos en la Euroliga, pero se encontró con la mejor versión del Alba. El equipo que dirige Aíto García Reneses, la gran revelación de este año en el torneo, desplegó lo mejor de su atrevido baloncesto y acabó ganando en la prórroga. Está por ver ahora si el Alba tiene el aguante físico necesario para volver a ganar a un bloque tan sólido como el Valencia. La tensión será máxima entre los dos equipos que se juegan mucho, no en vano el que gane estará la próxima campaña en la Euroliga. El Valencia está inmerso en un proceso de crecimiento. Ha elevado su presupuesto temporada tras temporada, ha creado una instalación de cantera modélica y está a punto de comenzar la construcción de un pabellón para 15.000 espectadores y que espera tener finalizado en 2020. Estar en la Euroliga respaldaría la apuesta económica que está haciendo Juan Roig, propietario de Mercadona, y gran mecenas del club.