Un inoportuno parón que impide avanzar al Unicaja

Jaime Fernández y Suárez, junto con Granger, Quino Colom y la mascota del Estudiantes, entre el público de la Copa del Rey de Madrid/. @clubEstudiantes
Jaime Fernández y Suárez, junto con Granger, Quino Colom y la mascota del Estudiantes, entre el público de la Copa del Rey de Madrid / . @clubEstudiantes

El equipo de Casimiro tendrá que gestionar la decepción de la Copa sin partidos oficiales y con sólo cinco jugadores en los entrenamientos

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Para cualquier equipo profesional, parar dos semanas en mitad de la competición provoca lógicos desajustes. Pero para el Unicaja estos quince días de paréntesis por los partidos de las 'ventanas' FIBA puede suponer un grave contratiempo justo antes de encarar uno de los retos más importantes de la temporada como son los 'play-off' de la Eurocup.

Tras la enorme decepción de la Copa del Rey de Madrid, en la que el conjunto malagueño apenas fue capaz de competir contra el Iberostar Tenerife, hoy lunes el Unicaja tendría que regresar a su trabajo cotidiano de entrenamientos, análisis de los errores del último partido o estudio del próximo rival. Pero nada va a ser normal en el Palacio de los Deportes durante estas dos semanas. No habrá partidos oficiales que preparar a corto plazo–la próxima cita será el domingo 3 de marzo en la pista del Baskonia– ni apenas tampoco jugadores con los que trabajar.

Con la marcha de Shermadini, Waczynski, Salin, Wiltjer, Lessort, Milosavljevic y Morgan Stilma con sus respectivas selecciones, Luis Casimiro se queda con cinco profesionales de la primera plantilla a los que poder entrenar (Okouo, Roberts, Boatright, Díez y Suárez). A estos hay que sumarles los lesionados Alberto Díaz y Jaime Fernández –ayer la Federación Española de Baloncesto anunció que Albert Ventura, jugador del Joventut, sustituirá a Fernández en la selección nacional–, que trabajarán por su cuenta en su recuperación. Casimiro sólo podrá trabajar con su plantilla al completa tres días antes del partido ante el Baskonia.

Con ese panorama, Luis Casimiro lo tendrá muy complicado para avanzar con el equipo. Se podrá hacer trabajo individual y reforzar los conceptos ya asentados, pero poco más. Es cierto que no será el único equipo que pase por ese proceso, pero para el Unicaja, tras el bajón de la Copa, es fundamental sacarse la espina cuanto antes y centrarse en la eliminatoria ante el Alba Berlín, que empezará el 5 de marzo.

Al Unicaja ya le costó mucho recuperar el ritmo tras el paréntesis que hubo entre noviembre y diciembre. Perdió de manera clara a la vuelta ante el Joventut, y Casimiro dijo entonces que su equipo parecía que estaba de pretemporada. Ahora, con la temporada ya muy avanzada, el margen de error tras el paréntesis va a ser mínimo.

El Alba Berlín cae en la final de Copa por un punto

El Alba Berlín, rival del Unicaja en la eliminatoria de cuartos de final de la Eurocup, ha tenido un papel mucho más destacado que el cuadro malagueño en la Copa de Alemania. Aunque el conjunto de Aíto no pudo levantar el título, sí logró llegar a la final –el sistema de competición es distinto al de la ACB, con eliminatorias– y casi estuvo a punto de vecer al Brose Bamberg en su campo. Cayó por 83-82, pese a que tuvo una última posesión para ganar el partido, un triple de Sikma que no entró. El conjunto de Berlín fue por detrás del marcador durante todo el encuentro, pero fue capaz de llegar al final del partido con opciones de victoria. El más destacado fue el lituano Giedraitis, con 23 puntos y 6 rebotes.