INTENCIONES Y DECISIONES

Pedro Ramírez
PEDRO RAMÍREZ

Tras la eliminación del Unicaja en los cuartos de final de la Liga Endesa a manos de su gran rival, el Valencia Basket, nos hemos quedado igual que cuando nos vamos a la cama tras una cena demasiado ligera, nos habremos ahorrado algo de colesterol, algún que otro desplazamiento a Madrid, algún que otro subidón o disgusto y será hasta bueno para la tensión pero, eso sí, con 'más hambre que el perro de un ciego' por lo menos hasta que llegue la hora del desayuno y con un ruido en la barriga que no se nos va a quitar hasta el comienzo de la temporada que viene, menos mal que es año de Mundial (China 2019) y nos queda la selección para seguir disfrutando de la emoción de nuestro deporte favorito.

Algunos aficionados vivimos la realidad del club en un mar de incertidumbres, muchas dudas por resolver (tal y como titulaba en mi Tiro libre del pasado 20 de mayo), y es que este equipo, a pesar de las dificultades con las que afrontó la pretemporada, no pudo tener un mejor comienzo en la competición abriéndonos ante ello el apetito, si me permiten hacer otro símil culinario, haciéndonos soñar con un sinfín de sugerentes propuestas que en la mayoría de los casos, lamentablemente, no se han consolidado.

En twitter
@pedroadramirez

Resultaría fácil resumir todo un año de baloncesto en una sola palabra o en pocas pero no voy a ser yo quien caiga en en esta tentación porque no se puede sintetizar en tan poco tantas y tantas vicisitudes por las que ha atravesado el equipo, tanto esfuerzo y tanto empeño de todo un club, de toda la plantilla y su cuerpo técnico. Y es que una temporada se nos puede hacer muy larga o algo corta, suponer un punto de inflexión o que haga historia, un seguir avanzando para llegar a formar parte de algo más grande que está por llegar o simplemente pasar sin pena ni gloria, pero de lo que sí podemos estar seguros es que esta temporada sólo se explicará cuando obtengamos o nos aventuremos a dar respuestas a demasiadas cuestiones que se nos han quedado en el tintero.

Respuestas ante una liga Endesa empequeñecida por la avaricia de una Euroliga prácticamente cerrada que la esquilma sin piedad, acaparando espónsores y calendario, arrebatándole audiencias y excluyendo de ella, en gran medida, la participación por méritos puramente deportivos (aunque el Unicaja hubiera ganado este año la Liga Endesa no habría podido jugar la próxima temporada en La Euroliga).

Respuestas a los grandes retos y objetivos del club si es que estos están en la Euroliga o la Eurocup; a la confección y renovación de una plantilla que ha dejado pendiente mucho que demostrar o ya ha alcanzado sus propios límites; para saber si Jaime Fernandez puede llegar a liderar un proyecto ganador en Málaga; si Dani Diez se quedará en eterna promesa o será capaz de dar el paso adelante necesario para dejar de ser uno más y postularse como gran jugador; si la consistencia mental de Alberto Díaz y Carlos Suárez es suficiente o han de seguir mejorando en todos los aspectos del juego; con qué criterios de selección y que deben aportar los nuevos fichajes al equipo; si se va a continuar o no con la españolización de la plantilla; si la cantera será capaz de aportar más recursos (jugadores y técnicos) al primer equipo...

Los resultados se viven al día, pero sólo son frutos de intenciones y decisiones que definen un proyecto y que lo han de vincular siempre a lo que está por venir.