Los internacionales del Unicaja dan la cara

Jaime Fernández, tras el partido ante Letonia con la selección española. /FEB
Jaime Fernández, tras el partido ante Letonia con la selección española. / FEB

Waczynski, Salin o Lessort protagonizaron grandes exhibiciones individuales en las ventanas FIBA Los jugadores del Unicaja han realizado un buen papel con sus selecciones

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Durante diez días, el Unicaja de Luis Casimiro ha reforzado a la plantilla júnior del club malagueño. En los entrenamientos del primer equipo había sólo cinco profesionales y el resto eran jugadores del conjunto de la Liga EBA, por lo que no se ha podido avanzar en la preparación del equipo. «Nunca había vivido algo así», decía a este periódico el entrenador. Los partidos de selecciones de las ventanas FIBA desmantelaron el equipo y ahora el técnico manchego tiene que trabajar a marchas forzadas para tratar de llegar a punto al inicio de la Liga Endesa, el viernes 28 ante el Valencia.

La única nota positiva de la marcha de siete jugadores con sus equipos nacionales -Jaime Fernández, Alberto Díaz, Salin, Waczynski, Milosavljevic, Shermadini y Lessort- es que muchos de estos profesionales del Unicaja han rendido a gran nivel en los partidos de clasificación para el Mundial 2019. Lejos de la falta de tensión que suele haber en los amistosos estivales, han sido encuentros internacionales con mucho en juego y los miembros del equipo malagueño han dado la cara, por lo que se espera que lleguen ya con ritmo competitivo al inicio de la ACB. De los siete internacionales del Unicaja hay que destacar que Salin, Waczynski o Shermadini son jugadores fundamentales en sus equipos (Finlandia, Polonia y Georgia), mientras que Fernández y Díaz (España), Milosavljevic (Serbia) y Lessort (Francia) son jugadores complementarios de selecciones de primer nivel.

La actuación individual más destacada fue la de Salin en el Finlandia-Bosnia Herzegovina. El escolta metió 27 puntos en 27 minutos, con un espectacular seis de ocho en triples. El jugador del Unicaja no estuvo tan brillante ante la Francia de su compañero Lessort (5 puntos y 3 rebotes), pero ha vuelto a demostrar que es un tirador fiable que puede ser más importante en los esquemas del conjunto malagueño. Sin una referencia clara en el puesto de escolta y con la plena confianza del nuevo entrenador, con el que trabajó en Gran Canaria, Salin puede crecer en su segundo año en el Unicaja.

Algo parecido le pasa a Waczynski, que anotó 21 puntos para liderar la victoria de Polonia ante la potente Croacia de Saric, Bogdanovic o Zizic. El alero es la gran referencia exterior de su selección junto a Ponitka, aunque en la derrota ante Italia se quedó en 10 puntos. El polaco ha sido el último en regresar a Málaga y ya está centrado en convencer a Luis Casimiro, que dio el visto bueno a su continuidad en la plantilla. Shermadini, titular indiscutible con Georgia ha hecho dos partidos correctos (13 de valoración en la derrota ante Grecia y la misma cifra en la victoria ante Israel), en un equipo en el que el protagonismo ha sido para los baskonistas Shengelia y Janning.

La otra gran actuación de los representantes del club de Los Guindos fue la de Lessort ante Finlandia, con 13 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias para 24 de valoración. El pívot francés es un torbellino y será el jugador que eleve el nivel físico de la plantilla malagueña.

En España Alberto Díaz ha contado poco tras el regreso de Sergio Rodríguez, pero Jaime Fernández tuvo una actuación destacada ante Eslovenia (9 puntos y 5 asistencias) y se ha consolidado como escolta a las órdenes de Scariolo. Será en esa posición en la que se desenvuelva más en el Unicaja, en muchas ocasiones con Díaz como director de juego.

Por último, Milosavljevic sigue siendo un importante hombre de rotación en una Serbia de primer nivel. Ante Eslovenia disputó 19 minutos y anotó 9 puntos, uno más que su excompañero Nedovic, mientras que en el choque frente a Grecia se quedó sin anotar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos