El Unicaja recupera a su referente

Jaime Fernández celebra una canasta en el Palacio./acb fotos
Jaime Fernández celebra una canasta en el Palacio. / acb fotos

Jaime Fernández, máximo anotador y mejor pasador del equipo, se entrena con el grupo y volverá el domingo en el partido contra el Joventut

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

No es el Mesías, pero casi... El Unicaja ya puede contar con su mejor jugador y gran referente esta temporada. Salvo contratiempo de aquí al domingo, Jaime Fernández volverá a jugar con el equipo malagueño dos meses después de caer lesionado en la Copa del Rey ante el Tenerife. Se recompone definitivamente el cuadro cajista después de tres meses de infortunios que han dado al traste con las aspiraciones del equipo tanto en el torneo copero y de forma muy especial en la Eurocup.

Sin Fernández el Unicaja perdió la esencia de su juego, pues el madrileño personifica el estilo con el que Luis Casimiro ha querido dotar al equipo esta temporada: velocidad, atrevimiento, dirección, capacidad de desborde, amenaza exterior y muchos puntos. Hasta que cayó lesionado, el escolta llegado del Andorra fue una de las sensaciones de la temporada en la Liga Endesa, en la que se mantiene todavía como el tercer jugador más valorado, a pesar de estos dos meses en el dique seco (16,5 puntos).

Primero fue Carlos Suárez, la semana pasada le tocó el turno a Alberto Díaz y ahora llega Fernández. La ecuación no es completa porque está en el aire el concurso de Adam Waczynski el domingo para poder afirmar algo que muchos están esperando desde hace tiempo, especialmente en el cuerpo técnico, que el Unicaja al fin está al completo.

Fernández sufrió una rotura de fibras en los isquiotibiales de la pierna derecha en la recta final del partido de cuartos de final de la Copa del Rey. A pesar de los dos meses de baja, las sensaciones han sido positivas en todo momento sobre su vuelta por su propia morfología y porque la dolencia, pese a ser similar a la de Alberto, estaba localizada en otra zona que hacía más fácil su recuperación, según explicó Casimiro días atrás.

Aunque la semana pasada ya experimentó un gran paso adelante, ayer completó su primer entrenamiento con el grupo y esta semana será clave para que recupere sensaciones cara a un choque vital como es el del domingo frente al Joventut (17.00 horas). Al madrileño le interesa hacer un buen final de temporada, pues tiene muchas papeletas para entrar en la lista definitiva que dará Sergio Scariolo para el Mundial de China del próximo mes de septiembre. Se da por seguro que estará en la primera preselección.

Su impacto en el juego

Quizá sus propios números explican la importancia que Jaime Fernández tiene en el juego del Unicaja. Es el mejor asistente español de la Liga y cuarto en general con una media de 5,1 pases de canasta, duodécimo en puntos y el único jugador del equipo que aparece entre los mejores en +/- (6,2), o lo que es lo mismo, por cada cuarenta minutos, lo que dura un partido, el Unicaja gana por más de seis puntos de diferencia a su rival, aprovechando sus 25 minutos en pista.

El madrileño pierde poco el balón y, cuando lo hace, lo compensa con astucia, pues es el decimotercero en recuperaciones. Además de por sus 13 puntos por partido, es una fuente ofensiva casi inagotable, pues es el segundo jugador de la Liga que más faltas recibe (4,42), lo que le hace ir mucho a la línea de tiros libres, y ahí también produce. Lanzó 56 veces desde la línea de personal y anotó 49, lo que le convierte en el décimo mejor lanzador del campeonato. Números de todo un referente.