Jean-Charles adelantó al griego Vougioukas

Livio Jean-Charles, ayer en la pista del Palacio de los Deportes antes de su presentación. /Salvador Salas
Livio Jean-Charles, ayer en la pista del Palacio de los Deportes antes de su presentación. / Salvador Salas

El técnico del Panathinaikos frenó la salida del pívot y el Unicaja fichó al francés

Juan Calderón
JUAN CALDERÓN

El Unicaja presentó ayer a Livio Jean-Charles, pero el protagonista del acto pudo haber sido perfectamente el griego Ian Vougioukas, jugador que actualmente milita en el Panathinaikos. La contratación de un refuerzo para el juego interior no ha sido nada fácil y el club malagueño ha encontrado muchos problemas hasta poder cerrar la llegada del jugador de 24 años y 2,06 metros.

Fue el propio Jean-Charles el que escenificó que no se veía en Málaga hace sólo unos días, cuando desveló que sabía que sólo era una opción. Su nombre no ocupaba las primeras posiciones en las preferencias de Joan Plaza, que se implicó mucho en las gestiones y llegó a hablar con dos jugadores. El técnico del Unicaja eligió al pívot griego Ian Vougioukas como recambio de Shermadini justo antes de que su actual equipo visitase Málaga la semana pasada. Al parecer, el acuerdo con el internacional griego que no tiene mucho protagonismo en el Panathinaikos era total, pero su técnico, el español Xavi Pascual frenó su salida. Esto abrió la puerta de Livio Jean-Charles para recalar en el Unicaja. Son dos perfiles totalmente distintos, pero el mercado ha sido el que ha marcado la agenda del club.

Sea como fuere, el que ayer se presentó como refuerzo cajista fue el espigado ala-pívot francés, que se espera que pueda jugar ante el Real Betis el domingo si llega el 'transfer'. «El Unicaja se interesó por mí y sabía que era una buena oportunidad. Sabía que era sólo una opción al principio, pero luego me alegró mucho que decidiesen que fuese el elegido para completar la plantilla», dijo el jugador procedente de los Austin Spurs de la Liga de Desarrollo de la NBA y que anteriormente jugó en el Asvel Villeurbanne francés.

El pívot no ha tenido la oportunidad de entrenarse con el Unicaja, debido al apretado calendario de partidos de esta semana, de ahí que haya viajado a Bamberg para ir conociendo a sus nuevos compañeros. De hecho, el equipo no se ejercitó ayer después del esfuerzo ante el Barcelona para no desgastarse más.

El ala-pívot dijo que aportará energía y consideró que puede ayudar al equipo. «Soy muy polivalente y me adaptó a lo que me pidan. Tengo rapidez, puedo defender, y anotar si es preciso. Soy un jugador de club y trataré de hacer lo que se me pida. No he estado mucho tiempo aquí, pero he visto que hay buena química entre el entrenador y los jugadores y el resto del cuerpo técnico. No hay un líder claro en el equipo y veo que todo el mundo trata de ayudar y aportar. Veo que el equipo trata de correr y jugar rápido, y estaré en esa línea de trabajo», afirmó el nuevo jugador del Unicaja, que lucirá el dorsal 35.

 

Fotos

Vídeos