Larry Brown, una leyenda de los banquillos de la NBA, en Málaga

Larry Brown, una leyenda de los banquillos de la NBA, en Málaga
SUR

El veterano técnico del Fiat Turín, rival este miércoles del Unicaja, es toda una institución del baloncesto mundial

ENRIQUE MIRANDAMálaga

El aficionado malagueño ha tenido el privilegio de presenciar en el Palacio de los Deportes a algunas de las mejores estrellas del baloncesto. Campeones de la Euroliga, de la NBA, promesas a punto de explotar, jugadores de talla mundial... Prácticamente de todo. Pero pocos entrenadores de los que han visitado el Martín Carpena tienen el palmarés y la trayectoria de Larry Brown, el veteranísimo entrenador del Fiat Turín que juega este miércoles en Málaga (20.45 horas). Los seguidores de la NBA conocerán a Brown sobre todo por aquel título de la NBA que logró en 2004 al frente de los Detroit Pistons de Billups, Hamilton, Wallace o Tayshaun Prince, que un año después visitaría Málaga en un campus de verano. Lo hicieron ante unos Lakers que, con la dupla Kobe Bryant y Phil Jackson en el banquillo eran claros favoritos y Brown se convirtió entonces en el técnico más veterano en ganar la NBA (tenía 63 años).

Además de su larga carrera en la NBA, primero como jugador y después como entrenador, fue seleccionador de Estados Unidos, en una primera etapa como ayudante y luego ya como seleccionador jefe. En los Juegos de Atenas 2004 eliminó a España (allí estaba Carlos Jiménez, director deportivo del Unicaja) con un Stephon Marbury letal, pero después cayó en semifinales contra Argentina y Larry Brown se tuvo que conformar con el bronce que le ganó a Lituania.

En definitiva, el actual técnico de Turín es toda una leyenda en Estados Unidos (fue elegido miembro del Basketball Hall of Fame en 2002) y a sus 78 años decidió dar el salto a Europa para seguir al frente de un equipo, en este caso el Fiat Turín. No le está yendo nada bien al norteamericano, en primer lugar porque sus problemas de salud le forzaron a marcharse a Estados Unidos de nuevo con la temporada ya iniciada y a dirigir al equipo desde la distancia, con ayuda de su cuerpo técnico. Y sobre todo porque la marcha del equipo de Turín, con una plantilla confeccionada a medida del técnico, está siendo bastante mala. En la Eurocup han sido unas de las decepciones y es último del grupo del Unicaja con 9 derrotas y ninguna victoria. En la Liga italiana ha ganado tres partidos en diez encuentros. «Me encanta la forma en que se juega aquí», dijo a su llegada a Europa en verano. «Tengo un respeto increíble por los entrenadores y la calidad del juego. Va a ser un desafío para mí. No va a ser fácil; lo entiendo. Pero si el equipo está sano, será divertido, estoy muy emocionado », declaró en verano. Por ahora, Brown no ha conseguido mostrar todo su talento como entrenador.

 

Fotos

Vídeos