Ray McCallum, pedigrí NBA en la pelea por la permanencia en la ACB

Ray McCallum, pedigrí NBA en la pelea por la permanencia en la ACB

El exjugador del Unicaja es el gran revulsivo del Breogán para esta recta final de la temporada

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Hace cinco años, en abril de 2014, Ray McCallum fulminaba a los Lakers en la pista de los Sacramento Kings con 27 puntos, cuatro asistencias y cuatro rebotes, su mejor partido en la NBA (ver vídeo). Tenía entonces solo 21 años y parecía que la mejor Liga del mundo iba a ser su lugar para desarrollar su juego rápido y eléctrico. Pero pasaban las temporadas y el base se vio relegado a la Liga de Desarrollo, por lo que decidió explorar nuevas opciones y se marchó a Europa. Lo veía como un buen trampolín para regresar a Estados Unidos.

El Unicaja le abrió las puertas del mercado europeo, disputando la ACB y la Euroliga, pero no cuajó en Málaga ni tampoco en el Darussafaka. Y eso que en sus primeros partidos con la camiseta del Unicaja, en pretemporada, parecía que iba a ser uno de los fichajes de la temporada en Europa. Pero no fue así.

Ahora, el base es la gran esperanza del Breogán de Lugo para evitar el descenso a la Liga LEB. En un proyecto con menos exigencia y más protagonismo para el norteamericano, McCallum ha empezado como un torbellino en su segunda experiencia en la ACB. Aún no lleva ni un mes en Lugo y en sus tres primeros partidos promedia 17 puntos, cuatro asistencias y 18 de valoración, aunque en tan solo uno de ellos pudo celebrar la victoria de su equipo.

Ante el Unicaja, McCallum tendrá un punto extra de motivación. Sigue la mayor parte del equipo con el que compartió vestuario la temporada pasada, incluido un Alberto Díaz que le fue quitando minutos en el puesto de '1', pese a tratarse de uno de los fichajes estrella del club de Los Guindos. Su juego no ha cambiado: anárquico en la dirección, su fortaleza se basa en el juego a campo abierto y en su velocidad de piernas y manos. No será raro verle jugar más de 30 minutos, ya que Tito Díaz, técnico del Breogán, le ha dado carta blanca para ejercer de revulsivo, más aún tras la lesión de Sergi Vidal en el perímetro. «Ray es un jugador supercontrastado, pero cada día es un poquito mejor dentro del juego colectivo del equipo», decía el entrenador del Breogán sobre McCallum, que está entrando poco a poco en la dinámica del equipo gallego. El base sabe que de estos partidos con el conjunto de Lugo también dependerá el lograr un contrato para la próxima temporada en España.