Malaga CF

Buen Unicaja, mejor Madrid (83-86)

  • El equipo malagueño acarició la victoria ante el conjunto blanco

El Unicaja a punto estuvo de doblegar al Real Madrid en un intenso partido que no se decidió hasta los últimos segundos (83-86). La falta de regularidad del equipo de Plaza, que acusó la ausencia de Granger, le impidió vencer a un conjunto blanco que siempre fue por delante en el marcador. Una serie de errores del Madrid en el último minuto del partido permitieron al Unicaja lanzar tres triples para haber forzado la prórroga, pero los lanzamientos no entraron. Ryan Toolson, autor de 24 puntos, fue el mejor del encuentro. Tras el intenso duelo ante el campeón de la fase regular, el Unicaja está ya centrado en la eliminatoria de cuartos de final ante el Herbalife Gran Canaria que arrancará el próximo jueves.

El ritmo incesante de Llull marcó por completo el arranque del partido. El mallorquín fue un torbellino al que el Unicaja no pudo controlar. Su segundo triple a los dos minutos colocó a los blancos 2-8, mientras el cuadro malagueño se mostraba demasiado fallón. Un par de triples de Caner-Medley y Calloway impidieron que el Madrid se disparase en un primer cuarto que el Unicaja acabó jugando con Vidal de base. En diez minutos el equipo de Plaza solo fue capaz de anotar cuatro canastas en juego.

Volvió a quedar patente que con el catalán de base, el equipo baja muchos enteros y a los doce minutos el Unicaja perdía 13-22. Fueron instantes de absoluto desconcierto con los murmullos invadiendo las gradas. Plaza sentó a Vidal y Sabonis, y recuperó a Calloway y Hettsheimeir. El efecto fue inmediato porque el equipo malagueño enlazó un parcial demoledor de 12-4 culminado por un triple de Toolson (25-26). El escolta mormón firmó un segundo cuarto sobresaliente con 15 puntos y cuatro triples seguidos y sin fallo. Era coger lanzar y meter. Excelente. Su acierto permitió al Unicaja aguantar el pulso anotador que esta vez planteaba Sergio Rodríguez. Solo el descanso interrumpió un partido con un ritmo frenético (38-40).

Paso por vestuarios

El paso por los vestuarios no frenó la velocidad del juego y tampoco el acierto de Toolson, que logró su quinto triple seguido sin fallo (45-47). En ese intercambio incesante de canastas, el primero que fallase lo iba a pagar, y el Unicaja lo hizo de forma reiterada. El Madrid siguió a lo suyo, con Carroll cada vez más metido en el partido y perfectamente dirigió por Llull y Sergio Rodríguez. Los problemas aumentaron para el cuadro malagueño cuando Calloway se sentó porque las ideas desaparecieron. Con 51-60 Plaza tuvo que parar el partido y, además tuvo que darle un descanso a Toolson. Las distintas defensas zonales del Madrid terminaron por complicarle las cosas al Unicaja, que cerró el tercer cuarto perdiendo 58-69.

La tendencia del partido no cambió hasta que con su equipo perdiendo por diez puntos (65-75) Plaza hizo un triple cambio. La maniobra tuvo un efecto inmediato, pues enlazó un parcial de 8-0 que lo devolvió al partido, gracias además a una gran defensa que le permitió correr (73-75). El Madrid respondió con una defensa zonal con un hombre siguiendo a Toolson por todo el campo, y el cuadro malagueño se atascó, en parte porque falló tres canastas clarísimas debajo del aro blanco. Un último parcial de 0-9 pareció liquidar el encuentro a favor de los blancos (75-86); nada de eso. El Unicaja peleó por cada pelota hasta colocarse a solo tres puntos en el último minuto (83-86). Ahí, la presión local y los errores blancos, permitieron al equipo malagueño disfrutar de hasta tres triples para empatar el partido, pero los lanzamientos no entraron y el triunfo se se fue para Madrid