Malaga CF

Lucas Mondelo: "Espero que el Unicaja pueda alcanzar las semifinales"

Mondelo, en el paseo marítimo de Huelin, en Málaga / Juan Calderón
  • El seleccionador nacional femenino elogia al equipo de Plaza, pero advierte del peligro del Gran Canaria

No es normal ver a un seleccionador nacional por Málaga salvo que haya un gran evento deportivo, aunque en su caso sabemos que tiene ciertos vínculos con la ciudad. Lucas Mondelo pasa unos días en la ciudad y atendió a SUR para repasar la actualidad del Unicaja y el Mundial femenino que dentro de unos meses afrontará con España en Turquía.

¿Qué hace en Málaga un hombre nacido en Barcelona y que trabaja en China?

Málaga es una ciudad que me encanta y es muy parecida a Barcelona, de donde soy yo. Además, tengo muchos amigos aquí, como es el caso de Paco Aurioles, y en su día Chus Mateo, y por si fuera poco, Málaga es una ciudad de baloncesto. Sobran las explicaciones (risas).

Al Unicaja en los últimos días se le han acumulado los problemas con las lesiones y en cuartos de final de los 'play-off' se medirá al Gran Canaria ¿Que pronóstico hace?

-Ojo con ese cruce porque lo veo muy igualado. El Gran Canaria es un equipo que hace un buen baloncesto y que en los últimos años se ha asentado entre los mejores de la Liga. A eso hay que unirle que en su pista son muy duros y complicados. En cualquier caso, el Unicaja parece que esta temporada ha vuelto al nivel de otras temporadas y se le ve muy sólido. Espero que disfruten sus aficionados y que pueda alcanzar las semifinales.

-Ahora está en Málaga, pero hasta hace poco estaba en China, donde ha conseguido el título de la Liga femenina por segunda temporada consecutiva. Del baloncesto chino en Málaga solo se sabe por la experiencia de Paco Aurioles, pero usted está totalmente asentado allí.

-Sí, las cosas me van bien, lo que pasa es que ellos no tuvieron mucha suerte porque les tocó el peor propietario que hay en la Liga, que quería hacer de entrenador y era complicado trabajar con una persona así. En mi club, el Sanxi Rui Flame, dejan más hacer, y aunque están encima porque es su dinero, te dejan trabajar. Además, pienso que trabajar en China siempre es una experiencia vital muy buena, y si ganas y quedas campeón, pues mucho mejor.

-Hay un Mundial femenino a la vuelta de la esquina y parece que sus jugadores llegan en buena forma por lo que se vio en la final de la Euroliga, en la que tuvo varias representantes.

-Sin duda, están hechas unas guerreras. El año pasado ganamos el Campeonato de Europa en Francia contra las francesas, que tiene mucho mérito, pero eso es una responsabilidad porque ahora llegamos al Mundial con esa vitola de campeonas. Tenemos que competir, eso está claro, pero el objetivo de este equipo, que se ha quedado sin Amaya y sin Elisa, es que las jóvenes cojan sus roles cara al Campeonato de Europa del año que viene. Ese Europeo será clasificatorio para los Juegos y ahí tenemos que luchar por una plaza. En los Juegos sí que tenemos que ser ambiciosos y pelear por las medallas, que es algo que nunca se ha conseguido. Con ese margen de tiempo, estas jugadoras que ahora son más jóvenes deben llegar al Mundial 2018 como un bloque mucho más sólido. Durante este verano vamos a hacer un trabajo en tres fases, porque para el Mundial todavía quedan tres meses.

-En el Mundial los espera Brasil, Japón y la República Checa, ¿qué se puede esperar de esa primera fase?

-Pues será complicada, porque Brasil es un clásico. Tienen a Erika de Souza, que es una de las tres mejores pívots del mundo, y son un equipo muy complicado. Las japonesas han ganado el Campeonato de Asia sin despeinarse, lo que indica que son muy peligrosas. Juegan como yo dijo, a la japonesa, con cinco jugadoras abiertas y mucha presión. Además, han crecido mucho en su juego. Y luego está la República Checa, que fue subcampeona del mundo. Ahora ha bajado un poco el nivel porque sus jugadoras son más mayores, pero a partido único pueden hacer mucho daño. Así que es un grupo complicado, pero el premio está en que si acabamos primeros nos clasificamos directamente para cuartos, lo que sería un éxito.