Malaga CF

El no de Savanovic plantearía un problema por los límites de cupos

Savanovic, en una imagen de archivo.
Savanovic, en una imagen de archivo. / Reuters
  • Obligaría al Unicaja a activar otras opciones que tiene sobre la mesa

El Unicaja aguarda con cierta impaciencia la respuesta del serbio Dusko Savanovic para dar el siguiente paso en la confección de la plantilla de la próxima temporada.

El cuadro malagueño planteó una oferta al jugador serbio que le mejoraba las condiciones que le puso sobre la mesa hace ahora casi un mes. Sin embargo, Savanovic también tiene una propuesta del Bayern Múnich con unas cantidades similares a las del Unicaja. El conjunto malagueño ya parece haber llegado a lo que considera que puede invertir en él y aguarda su respuesta para este fin de semana, el lunes como muy tarde.

Si Savanovic dice sí, el Unicaja continuará con su hoja de ruta y el siguiente paso podría ser el del pívot estadounidense Deon Thompson, como ya se ha apuntado estos días. El estadounidense se encuentra disputando la Liga de Verano con los Memphis Grizzlies.

El problema para el club que preside Eduardo García surgirá si la respuesta de Savanovic es negativa. En este supuesto, el problema sería por una cuestión de cupos. Como ala-pívot abierto, una de las opciones que más gusta es la de Robbie Hummel, estadounidense que la pasada temporada jugó en los Minnesota Timberwolves y que conoce la ACB tras su paso por el Obradoiro. La alternativa del georgiano Viktor Sanikidze parece haber perdido fuerza, pues los contactos con su agente italiano han sido nulos en la última semana.

Hummel y Sekulic

Y, claro, con un límite de dos extracomunitarios por plantilla, Hummel y Thompson no serían compatibles, pues el club ya tiene a Ryan Toolson. Así que si el Unicaja se decanta por el primero, no podrá contar también con Thompson, y tendría que buscar alternativas en jugadores con pasaporte comunitario. Por ejemplo, han sido ofrecidos Levon Kendall, canadiense que tiene esta condición y el montenegrino Blagota Sekulic, que está libre.

Como se puede comprobar, el escenario es complejo, por lo que el club tendrá que sopesar bien sus movimientos. En Las Vegas está el director deportivo del club, Manolo Rubia, que sigue a varios jugadores de los que podría salir la solución.