Malaga CF

El Unicaja logra el equilibrio salarial

Stefan Markovic.
Stefan Markovic. / Salvador Salas
  • La remodelación de la plantilla lleva la paridad y la lógica a los sueldos de los jugadores, con Fran Vázquez como el mejor pagado

No solo algunas caras han cambiado en la plantilla que el Unicaja ha logrado conformar, a la espera de que llegue algún efectivo nuevo. Además de lograr la continuidad del bloque, el club ha conseguido algo también importante para la buena salud económica y la armonía del vestuario, los sueldos de los jugadores estarán mucho más parejos y no habrá los desequilibrios de la temporada pasada, que eran difíciles de entender. Los movimientos completados también han dejado cierto margen económico para esa última incorporación de que forma insistente está pidiendo Plaza en los últimos días a los responsables del club.

El año anterior se produjeron situaciones como que Vidal, el último jugador profesional de la rotación cobraba más que todos los que tenía por delante, casi 600.000 euros, salvo Vázquez, puesto que Caner-Medley y Suárez llegaron con indemnizaciones del Maccabi y el Real Madrid, respectivamente. Aunque de puertas afuera no trascienda, los jugadores siempre se fijan en eso, es inevitable si encima juegan más, pero cobran menos.

Parecidas eran las situaciones con Calloway (525.000) y Urtasun. El primero era el base suplente, pero cobraba más que Granger, mientras que el navarro también tenía un salario de alrededor de los 450.000, más alto que Dragic o Toolson. Y, por último el brasileño Hettsheimeir, una operación negativa para el Unicaja, primero su rendimiento, que no fue el esperado, y segundo porque a su considerable ficha de más de 400.000 hubo que añadir una indemnización importante, se habla de cerca de 150.000 euros por dejar sin efecto el segundo año de contrato.

La sorpresa de Markovic

El nuevo panorama actual no ofrece estas importantes diferencias, de hecho tiene más lógica. Fran Vázquez, pese a su nuevo contrato a la baja sigue siendo el mejor pagado, mientras que Dragic, tras la renovación de su contrato, ha pasado a cobrar el doble, si bien antes era el segundo que menos percibía junto con Stimac. Ahora su puesto en la jerarquía del vestuario está acorde con su salario y, aunque no han trascendido las cantidades oficiales, se especula con unos 530.000 euros.

En el puesto de base, el Unicaja ha hecho una buena operación con Markovic, jugador de nivel que aceptó la primera oferta que el club le planteó, que como es lógico era la más baja, algo que incluso sorprendió. Su compañero de puesto, Granger, cobra un poco más que el año pasado porque así lo estipulaba su contrato, al igual que el de Suárez y Toolson, aunque en el caso de este último en dólares, unos 380.000 lo que al cambio lo convierte en un jugador barato.

En el juego interior, los dos ala-pívots que han llegado perciben salarios muy parejos, también en moneda estadounidense. Así, algunas fuentes apuntaron a que Thomas ronda los 400.000, mientras que Green ha podido salir algo más caro. Es decir, los dos jugadores cuestan menos de lo que habría supuesto mantener a Caner-Medley.

Teniendo en cuenta que las cantidades que se han indicado son aproximadas y no oficiales, el Unicaja ha ajustado el presupuesto al máximo y parece tener margen para alguna incorporación más. La clave es ver si finalmente los gestores acceden a la petición de Plaza.